Puigdemont blinda el 1-O con cambios en el Govern, que incorporaría a Turull y Forn

El president Carles Puigdemont ha decidido fortificar el Govern con cambios de calado para blindar el referéndum. Después de conversar individualmente con todos los consellers del PDeCAT y la coordinadora general de la formación, Marta Pascal, el president ha cerrado esta noche el sudoku de los cambios relevando a los consellers que sufren el “síndrome Baiget”. Es decir, que expresan dudas de la hoja de ruta a dos meses y medio del referéndum.

Fuentes del Palau subrayan que los cambios se anunciarán esta mañana. De hecho, Puigdemont ha cancelado a última hora de este jueves los dos actos que tenía previstos para este viernes a las 13 y a las 15 horas. Una decisión que ha puesto en marcha las alarmas ante la inminencia del anuncio de la reestructuración.

Después de especulaciones, y según ha podido saber La Vanguardia, esta noche Puigdemont habría decidido incorporar al Govern al presidente de JxSí, Jordi Turull, y a la mano derecha de Xavier Trias, Joaquim Forn, que tomaría el mando de Interior. La consellera Meritxell Borràs se queda después que el president haya aceptado las condiciones que le habría propuesto esta tarde en su reunión en el Parlament.

Salen del ejecutivo, la consellera y portavoz Neus Munté después de varios desencuentros de gestión con el Govern y a pesar que el president ha insistido en convencerla para que continuase. Pascal espera a Munté en el partido y, si cabe, preparar su posible candidatura a Barcelona.

Meritxell Ruiz, de un perfil más técnico, deja la cartera de Ensenyament. Jordi Jané cesa como responsable de Interior puesto que su mujer también es alto cargo de la Administración Catalana como miembro del Consell de Garanties Estatutàries.

También saldría de Palau, el secretario del Govern, Jordi Vidal de Ciurana, hombre de confianza de Artur Mas y que no ha conseguido tener buenas conexión con el president. Los cambios los ha comunicado pasadas las doce de la noche. Puigdemont también ha apretado a Marta Pascal para que se implicara en el Govern, propuesta que finalmente no ha cuajado puesto que apunta para presidir JxSí.

Tarde y noche largas

Puigdemont ha sondeado durante toda la tarde el compromiso con el referéndum de los consellers y hasta donde estaban dispuestos a llegar cuando se apruebe la Ley del Referéndum, se anule y se deba cumplir, obedeciendo al Parlament y, a su vez, desobedeciendo al Estado. Como apuntaba uno de los consellers consultados en el Parlament, “hay que atravesar el Rubicón con plena unidad, y hasta ahora sólo se han atravesado riachuelos, el Rubicón será cuando se apruebe la Ley del Referéndum y se aplique pase lo que pase”.

Sobre las siete de la tarde ha abandonado el Parlament para encerrarse y acabar de completar elsudoku de la reestructuración del Govern para tapar fisuras y formar u bloque “granítico” para encarar el 1-O. Fuentes del entorno del president aseguran que el “hilvanado” ha costado de cerrar porque “como dice la canción, cuando crees que ha acabado todo vuelve a comenzar”. Puigdemont habría confirmado los cambios sobre las doce y media de la noche.

Loading...