Puigdemont dice que se puede gobernar desde Bruselas y no desde la cárcel

14

El ‘expresident’ Carles Puigdemont ha dado este viernes una pista sobre sus intenciones: se quedará en Bruselas e intentará ser investido ‘president’ porque, según ha argumentado, no se puede llevar las riendas del Govern “desde la cárcel”. “Entre ser ‘president’ y ser presidiario, escojo lo primero porque creo que puedo servir mejor al país”, ha señalado.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Puigdemont ha reiterado su voluntad de ser reelegido y ha considerado que de esta manera se reflejará lo que votaron la mayoría de los catalanes en los comicios del pasado 21 de diciembre. “La gente votó restitución de una manera muy contundente en unas condiciones de extrema dificultad y adversidad”, “le ha dicho a Rajoy que no quiere el 155 ni sus consecuencias”, ha subrayado.

El ‘expresident’ ha considerado que el reglamento del Parlament permite, sin ninguna duda, las vías que él mismo defiende para ser investido a distancia; esto es: la telemática o la delegada. Y ha considerado que el informe de los letrados de la Cámara en contra de una elección no presencial es una mera “opinión” que “no es concluyente”.

Además, ha recalcado que podrá ejercer perfectamente las funciones de jefe del Govern desde Bruselas gracias a las “nuevas tecnologías”. De hecho, ha explicado que mientras estuvo al frente del Ejecutivo prácticamente solo veía a sus ‘consellers’ en las reuniones semanales del Consell Executiu.

“Lo que seguro que no podría hacer es gobernar desde la cárcel”, ha añadido, al tiempo que ha insistido en que como diputado elegido el 21-D es “perfectamente investible” y tiene “todo el derecho del mundo”.

“¿Por qué nos tenemos que rendir?”

El candidato de Junts per Catalunya ha asegurado que no tiene intención de tirar la toalla. “¿Por qué nos tenemos que rendir? No puedo aceptarlo de ninguna manera porque la gente ha votado esto. No pasa por nuestra cabeza recular o rectificar lo que complazca al señor 155”, ha subrayado, tras descartar que su grupo esté barajando un plan b en el caso de que él no pueda ser investido finalmente presidente.

Sobre las negociaciones con ERC y la CUP, ha explicado que están hablando sobre el plan de gobierno y ha revelado que no ha conversado con el que era su vicepresidente, Oriol Junqueras, desde que ingresó en prisión preventiva.

Por otra parte, Puigdemont ha rechazado que se encuentre huido de la justicia española. “Vine a Bruselas en plena libertad y cuando se emitió la euroorden me presenté ante la justicia belga. Luego retiraron la euroorden y, por tanto, ahora no se me persigue”, ha destacado.