Puigdemont reúne a JxCat en Bélgica para abordar la investidura y el futuro del grupo

7

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont liderará este miércoles a partir de las 12.00 horas en Bélgica una reunión del grupo parlamentario de JxCat, que se celebrará en el Hotel Marivaux de la capital belga, ha informado el grupo en un comunicado.

Fuentes de JxCat consultadas por Europa Press han explicado que encima de la mesa se abordarán al menos dos cuestiones candentes: el nuevo bloqueo a la investidura de un presidente de la Generalitat, y el futuro de JxCat como plataforma política.

Sobre la investidura, JxCat ha visto cómo esta semana volvía a aplazarse el pleno de investidura de su candidato: si en enero fracasó el intento de investir a Puigdemont, el lunes se repitió el fracaso con el intento de investir a Jordi Sànchez.

El grupo se encuentra ante la disyuntiva de si trata de forzar la investidura de Sànchez pese a no poder acudir al pleno, o busca un tercer candidato que no tenga el impedimento de asistir al Parlament como lo tuvo en su día Puigdemont, o lo tiene Sànchez al estar preso.

Una tercera opción sería esperar a que el Supremo resuelva el recurso presentado por Sànchez en el que pide permiso para acudir al plenario, pero el tiempo juega en contra de JxCat y el sábado la ANC ejemplificó que sectores del independentismo tienen prisa para que se cierre un Govern.

También ERC ha urgido este martes a JxCat a presentar un candidato viable cuanto antes, y la encargada de verbalizarlo ha sido la secretaria general de los republicanos, Marta Rovira: “Tenemos un acuerdo con JxCat. Solo falta poner el nombre del candidato para hacer una investidura efectiva”.

Si JxCat opta por buscar un nuevo candidato se abren dos posibilidades: exconsellers del Govern cesado con causa pendientes con la justicia, como Jordi Turull y Josep Rull, o diputados sin problemas con la justicia como Elsa Artadi, Quim Torra o Eduard Pujol.

Los segundos podrían ser investidos sin problemas, mientras que los primeros, pese a que también se podrían investir, la justicia podría inhabilitarles en pleno mandato y esto abriría un nuevo conflicto con el Estado y entre los propios partidos independentistas.

Para lograr empezar la legislatura sigue habiendo otro problema: la CUP insiste en que no les satisface el plan de Govern que les ha presentado JxCat y ERC –por neoliberal y continuista, dicen– y sus votos son indispensables para investir a un presidente.

En la reunión también se abordará el futuro de JxCat: el sábado Puigdemont abogó por convertir al grupo en un “movimiento político” estable y ha trascendido que diputados están ultimando constituir el grupo como asociación sin la tutela del PDeCAT.

JxCat integra a varios miembros del PDeCAT, pero también por un numeroso grupo de independientes que, en ocasiones, han discrepado de la línea oficial del partido, y la decisión de JxCat de buscar mayor autonomía ha incomodado a la formación.

Tras el anuncio de que JxCat busca convertirse en un movimiento político estable, el lunes la líder del PDeCAT, Marta Pascal, reivindicó “el bagaje y el activo político” que representa su partido y recordó que, ante unas hipotéticas elecciones, la reedición de JxCat dependería de los órganos de decisión del partido.

JxCat se formó para concurrir a las elecciones del 21 de diciembre ante las malas expectativas electorales del PDeCAT: consiguió el objetivo de remontar en las encuestas, pero ahora la plataforma busca mayor independencia respecto al PDeCAT.

Ep