Puigdemont se reúne con los consellers del PDeCAT para verificar su compromiso con el 1-O

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha mantenido este jueves en el Parlament durante todo el día varias reuniones con consellers de su Govern para abordar una reorganización del Ejecutivo catalán que podría concretarse esta misma semana, según fuentes conocedoras de la situación.

Puigdemont ha cancelado a última hora de este jueves los dos actos que tenía previstos para este viernes a las 13 y a las 15 horas, alimentando así la hipótesis de posibles cambios inminentes en el Executiu.

El presidente catalán sopesa cambiar a algunos de los consellers con el objetivo de ganar cohesión interna de cara a la convocatoria del referéndum del 1 de octubre

El president ha recibido en su despacho a los consellers Josep Rull (Territori i Sostenibilitat); Neus Munté (Presidència); Mertixell Borràs (Governació), y Lluís Puig (Cultura), todos del PDeCAT, y en el caso de Rull se ha visto en más de una ocasión durante la jornada.

Otra de las figuras con las que el presidente se ha reunido en más de una ocasión este jueves ha sido la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, la máxima responsable del partido y también diputada de JxSí en el Parlament.

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, con la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, con la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal (Rafa Garrido / ACN)

Este miércoles el propio presidente informó ante el pleno que no cerraba la puerta a remodelar el Ejecutivo por segunda vez en esta legislatura -la semana pasada cesó al conseller Jordi Baiget-, pero consideró que por ahora no era necesario.

Luego, en un encuentro informal con periodistas en los pasillos del Parlament, añadió que preveía este julio una reorganización del Ejecutivo para “concentrar” las responsabilidades de organizar el referéndum en uno solo de los consellers, pero sin cambiar a ninguno.

Las mismas fuentes explican que este jueves la principal novedad es que el presidente catalán sopesa también cambiar a algunos de los consellers con el objetivo de ganar cohesión interna de cara a la convocatoria del referéndum del 1 de octubre.

El Govern no había registrado ningún cambio en 18 meses hasta la semana pasada, cuando Baiget expresó serias dudas de que el referéndum se pudiera celebrar

El Govern no había registrado ningún cambio en 18 meses hasta la semana pasada, cuando Baiget expresó serias dudas de que el referéndum se pudiera celebrar y, además, explicó una preocupación: que organizar el referéndum les suponga procesos judiciales que afecten al patrimonio.

Estas dudas expresadas en voz alta generaron el debate de si son más los consellers que también se cuestionan embarcarse en la organización del referéndum, ya que ahora se entra en la recta final y cuando el choque con el Estado se hará más evidente.

La ronda de contactos con los consellers del PDeCAT llega tras el cese de Jordi Baiget por la pérdida de confianza al manifestar dudas sobre el 1-O, y después de que se haya acentuado la disputa interna en los últimos días entre el bloque de consellers de ERC y los del PDeCAT para la gestión de los preparativos del referéndum.

Además, justo este miércoles se supo que el presidente pretende concentrar todas las competencias referentes al referéndum en un solo conseller, apuntando que podría ser el vicepresidente, Oriol Junqueras, quien asumiera esta figura dado que ya anunció que él sería el coordinador de los preparativos del 1-O.

Loading...