Puigdemont ve la invitación al Congreso como una ‘coartada’ para no negociar

El president de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha calificado este lunes la invitación del Gobierno para debatir en el Congreso su propuesta de referéndum como una “coartada” para difuminar ante los observadores internacionales la ausencia de voluntad política, un “error”, ha dicho, del que no va a participar.

En un acto en el Auditorio Caja de Música CentroCentro, en el Palacio de Cibeles, el jefe del Govern ha preguntado que si de verdad existe voluntad política “se encuentran cauces” y sentido de Estado. Puigdemont ha dicho al Ejecutivo español que no cuente con el Govern para “simulacros y falsa voluntad de diálogo, nada que permita creer que renunciamos al derecho de autodeterminación”.

Puigdemont ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sentido de Estado para negociar bilateralmente un referéndum de independencia en Catalunya, y ha invitado “formalmente” al presidente a empezar ya estas negociaciones: “Con voluntad política todo es posible”.

Puigdemont ha advertido al Gobierno central de que “no van a caber muchos más rechazos” y de que el proceso soberanista seguirá con o sin el aval del Estado, y ha reiterado que, si hay acuerdo sobre la consulta, irá al Congreso a defenderlo.

El presidente catalán ha afirmado que el Estado “no dispone de tanto poder para impedir tanta democracia” y ha advertido al Ejecutivo de Mariano Rajoy de que el Govern “no aceptará” que nadie les obligue a renunciar a sus principios.

Puigdemont ha considerado una “irresponsabilidad” que las últimas decisiones del Gobierno sean perseguir a cargos electos que “no acercan el acuerdo, sino que lo alejan”. “Negar el carácter político de la demanda catalana y fiarlo todo al trabajo de fiscales y jueces no es la solución sino que incrementa el problema”, ha subrayado Puigdemont, al tiempo que ha dicho que “en los juzgados no se hace política”.

Junqueras y Romeva

Antes del presidente de la Generalitat intervinieron el vicepresidente , Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva. Junqueras ha  asegurado que el convencimiento en hacer referendum es tal que lo harán aunque haya “querellas, inhabilitaciones y condenas” contra cargos soberanistas.

Junqueras asegura que habrá referéndum aunque haya “querellas y condenas”

El también conseller de Economía ha defendido que Catalunya quiere la independencia para asumir “toda la responsabilidad” económica y política y para dejar de depender de las políticas del Gobierno central, que ve erróneas en temas como la gestión de la Seguridad Social.

Por su parte,  Romeva ha defendido las reivindicaciones del independentismo catalán y ha pedido al Gobierno central que se implique para resolver la situación mediante un referéndum: “No lo hagan por Catalunya. Háganlo por España y como apuesta de futuro”.

Para el conseller, “resulta evidente que las estructuras antiguas no responden ya a las nuevas demandas de la ciudadanía” y que, como país europeo, el Estado debe actuar de manera distinta a como ha hecho en los últimos tres siglos respecto a Catalunya. Así, ha reivindicado la mayoría parlamentaria independentista (JxSí y CUP) y las encuestas que cifran en cerca de un 80% los catalanes partidarios del referéndum como avales, y ha rechazado que se trate de un órdago sino un problema que el Estado debe resolver democráticamente: “España se juega su democracia en Catalunya”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias asiste a la conferencia pronunciada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont en el Auditorio Caja de Música CentroCentro, en el Palacio de Cibeles. EFE/ Fernando Alvarado

A la conferencia en Madrid de los representantes de la Generalitat han asistido el alcalde en funciones de Barcelona, Gerardo Pisarello; el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban; el líder de UGT, Josep Maria Álvarez y el secretario de Organización de CC.OO., Fernando Lezcano.

Son las principales personalidades que han asistido a la cita ante una auditorio de 260 personas, y al que han viajado desde Barcelona muchos dirigentes soberanistas catalanes, como Marta Pascal (PDeCAT), Jordi Turull (JxSí) y los líderes de las entidades independentistas Jordi Cuixart (Òmnium Cultural) y Jordi Sànchez (ANC).

Del Congreso también han asistido los diputados de ERC Joan Tardà y Garbiel Rufián; Carles Campuzano (PDeCAT), y el líder de EnComúPodem, Xavier Domènech, además del diputado del PNV también en la Cámara Baja Jokin Bildarratz, y el exdiputado de CiU en el Congreso Josep Sánchez Llibre.

En las lista de invitados de la Generalitat también figuraban representantes de varias embajadas como la de Suiza, Israel, Italia, Alemania, Argentina, Irlanda, Países Bajos, Paraguay y la República Checa, entre otras, ubicados en las primeras filas de las Caja de Música, el auditorio donde se ha celebrado la conferencia.

No han acudido ni el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni ningún miembro de su gabinete, como el propio Ejecutivo central ya había anunciado; el presidente catalán cursó una invitación expresa a Rajoy y la hizo “extensiva” al resto de miembro del gobierno, pero no ha sido atendida.

Loading...