Inicio Actualidad Putin vuelve a recortar el gas a Alemania mientras la UE trata...

Putin vuelve a recortar el gas a Alemania mientras la UE trata de pactar un plan para ahorrar de cara al invierno

El gigante energético ruso Gazprom ha anunciado este lunes que reducirá aún más el envío de gas a través del gasoducto NordStream -que conecta Rusia con Alemania- por el mantenimiento de otra turbina más. La capacidad de producción diaria se verá afectada a partir del 27 de julio, según la compañía.

Así, el flujo de gas caerá a 33 millones de metros cúbicos por día, lo que significa solo la mitad del suministro actual, que ya se había reducido al 40% tras la reapertura del gasoducto el pasado 21 de julio.

Un nuevo recorte de gas que llega en un momento en el que la Unión Europea trata de pactar el plan para ahorrar de cara al invierno. Cabe recordar que Bruselas propuso reducir un 15% el consumo de gas. Una medida que ahora podría suavizar tras el rechazo de varios países miembros.

[Ribera y Calviño defienden que España será «solidaria» con la UE, pero sin restringir el gas a los consumidores]

España fue el primer país en rechazar la propuesta original de Bruselas, una posición a la que después se sumaron otros como Portugal y Grecia. Desde entonces, otras delegaciones han planteado pegas por un motivo u otro.

Alemania, muy dependiente de las importaciones de gas ruso, se ha mostrado sin embargo favorable a la propuesta de Bruselas desde el primer día. De hecho, Berlín no se ha mostrado conforme con la explicación que ha dado Rusia para recortar aún más el envío de gas. 

[El gas natural cae más de un 8% tras la apertura del gasoducto NordStream 1]

De acuerdo con las explicaciones de Gazprom, la reducción del flujo está vinculada con el estado técnico de una turbina tras cumplirse el plazo para una nueva reparación. 

Actualmente, Rusia suministra sólo el 40% de los flujos habituales de gas debido a que espera la devolución de una de sus turbinas, que estuvo bloqueada en Canadá debido a las sanciones por la campaña militar rusa en Ucrania.

Parada de NordStream

Gazprom interrumpió el suministro de gas a través del gasoducto NordStream (que conecta Rusia con Alemana) el pasado 10 de julio por labores de mantenimiento.

Un día antes de que se reanudase el flujo, el gigante energético ruso dijo que no podía asegurar la reapertura del tubo por la falta de una turbina que estaba en reparación en Canadá y de cuya devolución aseguraba no tener constancia. Finalmente, la reapertura se produjo el 21 de julio aunque al 40% de su capacidad.

En lo que respecta a la turbina que ha reparado Siemens Energy en Canadá, esta ha llegado este lunes y volverá a instalarse para suministrar gas «en los volúmenes correspondientes«, ha dicho un portavoz del Kremlin.

«La turbina se instalará después de que se completen todos los trámites y el gas se bombeará en los volúmenes correspondientes, los que sean técnicamente posibles«, ha explicado el portavoz, Dmitry Peskov.

A pesar de la entrega de esta turbina, Gazprom ha dicho que «los problemas relacionados con las sanciones impuestas por Reino Unido y la Unión Europea aún persisten en lo que al mantenimiento integral de otros motores para la estación compresora Portovaya se refiere».

El anuncio del recorte del suministro de gas ruso no tiene «razones técnicas», según declaró el Gobierno alemán tras conocerse la decisión del suministrador ruso. «Según nuestras informaciones, no existen razones técnicas para una reducción de los envíos», han añadido.

Guerra Rusia -Ucrania

Publicidad