Inicio Actualidad Qué debes saber antes de vender monedas antiguas

Qué debes saber antes de vender monedas antiguas

Hay ocasiones en las que podemos vernos en la tesitura de querer deshacernos de algunas monedas que tienen muchos años. Nos aburrimos de coleccionarlas, necesitamos el dinero para otra cosa o hemos heredado una colección que no queremos conservar.

Si no somos especialistas, obtener un precio justo no es sencillo, de modo que nos hemos basado en los consejos para vender monedas antiguas de la conocida web numismática www.coleccionistademonedas.com con el fin de explicar cómo debéis vender las vuestras sin que os engañen.

Crea un buen anuncio

Hoy en día todas las ventas se hacen por Internet, de manera que es fundamental crear un buen anuncio.

Eso comienza con una descripción lo más exacta posible, en la que pondremos qué moneda es, la época, en qué estado está, si tiene marcas, y el precio.

Dentro del anuncio lo más importante es poner una buena foto y eso hoy es muy fácil gracias a los móviles. Las fotos tienen que hacerse con la iluminación adecuada, con la opción macro de la cámara y con una resolución lo más alta posible con el fin de que los compradores puedan aumentar la imagen del anuncio sin que se vean los píxeles.

Hay que evitar a los revendedores

Lo lógico es que nuestra moneda no alcance precios de locura, pero una cosa es que no nos vayamos a hacer ricos y otra que intentan estafarnos.

Cuando ponemos un anuncio nos contacta gente de todo tipo y entre ellos puede haber revendedores, que quieren la moneda para venderla cuanto antes ganando más que nosotros.

No sabemos quiénes son, pero los descubriremos enseguida porque nos querrán pagar un valor ridículo, el cual no suele llegar ni al 20 %.

En el caso de que nos contacte uno de esos revendedores, lo mejor es cortar cuanto antes explicando que no nos interesa lo que nos ofrece.

Los tratos siempre en lugares públicos

Al vender la moneda, en muchas veces se queda con el comprador para dársela y recibir el pago. Esto se hace si somos de la misma ciudad o de las cercanías, de manera que siempre hay que quedarnos en un sitio público, como un bar o un centro comercial.

Nunca sabemos quién puede estar “al otro lado” y en el caso que la moneda sea valiosa podríamos ser víctimas de un robo o vernos en una situación aún peor al ser agredidos para quitárnosla.

Ofrecer otras monedas que queramos vender

Es normal tener más de una moneda para vender, en especial si somos coleccionistas o hemos heredado una colección, por lo si el comprador es un coleccionista y no un revendedor, podemos ofrecerle otras monedas de nuestra colección.

Puede estar interesado, en especial si las otras monedas son de la misma época que la que nos compre, de forma que de una venta podemos sacar varias.

Vender monedas no siempre es fácil. No es un mercado muy conocido y es muy común ser víctima de estafadores, de manera que lo mejor es seguir los consejos anteriores para poder obtener un precio justo por la moneda de la cual nos queremos deshacer.

Comparte este artículo

Publicidad