Inicio Actualidad ¿Qué efectos tiene la sentencia de Estrasburgo sobre Otegi?

¿Qué efectos tiene la sentencia de Estrasburgo sobre Otegi?

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) ha sentenciado este martes que España no dio un juicio justo a Arnaldo Otegi en el ‘caso Bateragune‘, proceso judicial por la reconstrucción de Batasuna por el que cumplió una condena de seis años y medio de prisión.

¿Qué consecuencias tiene para España la condena?

El fallo no tiene efectos prácticos porque el tribunal, a diferencia de otras ocasiones, no ha impuesto multa alguna al Estado ni ninguna otra medida a favor de los damnificados. Por ejemplo, en la sentencia que tumbó la denominada ‘doctrina Parot‘, en el 2013, Estrasburgo ordenó la puesta en libertad inmediata de la etarra Inés del Río. En otros casos, el TEDH ha optado por imponer sanciones económicas a España, pero esta vez no ha sido así, por lo que ni el Gobierno ni la justicia española tienen la obligación de pronunciarse.

¿Qué puede hacer ahora Otegi?

El exlíder de Batasuna fue condenado a seis años y medio de cárcel y 10 años de inhabilitación. La pena de prisión ya la cumplió en su integridad, pero la suspensión para cargo público le caduca en el año 2021. Esta inhabilitación le impediría presentarse a las elecciones vascas del próximo año, pero fuentes judiciales aseguran que podría presentar un recurso de revisión ante el Tribunal Supremo reclamando que se le levante la suspensión, invocando la sentencia de Estrasburgo.

¿Cuántos fallos adversos del TEDH acumula España?

España es uno de los países de la UE con menos reclamaciones y condenas en los tribunales europeos, según una estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Un ejemplo, el año pasado Estrasburgo dictó 1.068 sentencias, de las que solo seis correspondieron a casos españoles y la mayoría de ellas relacionadas con con los derechos a un juicio justo y a la vida privada y familiar. No obstante, el Estado sí ha sufrido varios reveses significativos del TEDH en cuestiones relacionadas, sobre todo, con el conflicto vasco.

En este 2018, el tribunal de Estrasburgo ha condenado a España en varios casos. En enero falló a favor de los dos miembros de ETA que en el 2006 hicieron explotar una furgoneta bomba en la T-4 de Barajas. El atentado causó la muerte de dos personas, hirió a una veintena y provocó importantes daños en la infraestructura del aeropuerto madrileño. El TEDH consideró probado que Igor Portu y Mattin Sarasola sufrieron tratos inhumanos y degradantes tras su arresto por la Guardia Civil en el 2008, y obligó al Estado a indemnizar a los dos terroristas con 30.000 y 20.000 euros, respectivamente, por daños morales.

En marzo, el TEDH dictaminó que la pena de cárcel impuesta a dos manifestantes que quemaron en Girona una foto de los Reyes en el 2007 “constituyó una injerencia en la libertad de expresión que no fue proporcionada con el fin perseguido”, por lo que condenó a España a indemnizar a los demandantes con los 2.700 euros de multa y otros 9.000 euros en concepto de gastos y honorarios. Sin embargo, un mes después, el mismo tribunal rechazó suspender los requisitos que el TC fijó para investir a Carles Puigdemont.

Pero Estrasburgo también ha condenado a España este año, por ejemplo, por no proteger a sus ciudadanos contra los ruidos nocturnos provocados por bares y discotecas, a partir de la demanda de un ciudadano de València, que fue indemnizado con más de 13.000 euros por considerar que se ha violado su derecho a la vida privada y familiar. Y también hubo sentencia adversa por no proteger la privacidad de cinco cajeras de un supermercado que fueron despedidas tras ser grabadas por una cámara oculta, cuya existencia desconocían, mientras robaban productos. Recibieron 4.000 euros por daños morales y entre 500 y 600 euros por gastos y costas.