Inicio Actualidad ¿Qué es el cristal de pavés?

¿Qué es el cristal de pavés?

El cristal de pavés o los bloques de vidrio, también llamados ladrillos de cristal, son unas piezas prefabricadas de vidrio moldeado que tienen una cámara de aire dentro. Se suelen usar combinados entre sí para hacer cerramientos, interiores y exteriores, con funciones constructivas o meramente decorativas. El tamaño estándar es de 19x19x8 cm, aunque podemos encontrar piezas que tienen otras medidas y formas: desde esquineros a medios bloques o finales de columnas.

¿Cuáles son las características del cristal de pavés?

Tienen diferentes formas y tamaños, pero también es cierto que podemos encontrar bloques de vidrio con diferentes acabados, pudiendo ser de color o incoloros, lisos o con texturas, opacos o transparentes.

De la misma forma se pueden encontrar piezas únicamente válidas para el interior y otras aptas para ser colocadas en el exterior, además de bloques específicos para suelos.

Los muros realizados con cristal de pavés suelen ser resistentes e ignífugos, por lo que nos protegen del fuego, humo o calor. Igualmente también cuentan con unas prestaciones importantes en cuanto al aislamiento térmico y acústico por la cámara de aire que existe en cada pieza, siendo además impermeables. No debemos olvidar que cuentan con un mantenimiento y limpieza de lo más sencillo. Son de lo más prácticos.

Algunas aplicaciones del cristal de pavés

Entre las principales aplicaciones de las que podemos hablar, se encuentra el cierre de espacios que hacen posible la entrada de luz en habitaciones contiguas o desde el exterior, pues dependiendo del tipo de bloque que usemos, dejarán pasar del orden de entre un 50 % y un 80 % de luz. Esto hace posible que se pueda utilizar para dar una mayor o menor privacidad, a las estancias de la casa.

Merece la pena dejar claro la importante función decorativa que tiene este sistema constructivo, pues son muy útiles a la hora de separar los ambientes en una misma habitación (espacio para la ducha o el inodoro en el cuarto de baño). Su enorme variedad de acabados hace posible que se pongan en liza muchas posibilidades y combinaciones para lograr unos resultados personalizados de gran belleza.

Este cristal de pavés es transitable y puede ser empleado para la ejecución de claraboyas y dar luz a habitaciones inferiores que tienen poca o nula iluminación. La resistencia al agua que tienen hace que sean de lo más recurrentes a la hora de realizar cerramientos en zonas húmedas, caso de los baños, cocinas, terrazas o incluso piscinas