Inicio Actualidad ¿Qué es la intuición?

¿Qué es la intuición?

La intuición es un sentimiento que hace que pensemos que algo ocurrirá, pese a que no contemos con todos los datos para poder llegar a una conclusión así. Se basa en inferencias, por lo que razonamos tomando las partes de una realidad y rellenamos los huecos con los que no contamos  con información. Las experiencias pasadas, la lógica o los patrones  o secuencias que detectamos en la situación nos ayudan a ello.

¿Con que se asocia la intuición?

Con frecuencia se suele asociar la intuición a una capacidad casi podríamos decir mágica que está más ligada a la mujer que al hombre, Algo irracional, como que la razón estuviera opuesta a la intuición, Existe la idea de que es una voz interior que tiene que ver con los instintos o capacidades inaccesibles de manera consciente y que algunas personas son capaces de ir desarrollándola y aprovechar todo el potencial.

Esta es una visión real pero solo a medias. Cuando se usa la intuición para llegar a unas conclusiones, no se tienen todos los datos en la cabeza y por lo tanto no es posible llegar a conexiones justificadas, pero esto no significa que no estemos razonando o utilizando la razón para ello.

El concepto de intuición es una forma de denominar a las conclusiones que no podemos justificar, pero que pensamos que son correctas o que responden a nuestras necesidades o deseos.

Hay que tener claro que la intuición funciona mediante asociación, sentimos que fluye sin esfuerzo alguno y se produce rápido El pensamiento racional es analítico y precisa de esfuerzo, siendo lento.

Detrás de la intuición hay patrones a los que no se ponen palabras, pero que cuentan con su lógica interna. Cuando atendemos a la intuición y podemos tomar decisiones influidos por ella, nos a a ayudar a encontrar buenas soluciones a nuestros problemas diarios.

Veamos algún ejemplo:

Si estamos ante un examen ante el que debemos elegir varias respuestas, es posible seleccionar la respuesta correcta con un porcentaje de probabilidad elevado si detectamos que suelen ser más correctas las respuestas del tipo: “Todas las anteriores son verdaderas”, o que hay poca probabilidad de que una misma opción se repita en dos preguntas consecutivas, o que la respuesta más larga suele ser la buena, o que las respuestas que se diferencian sensiblemente del resto suelen ser falsas.

Aquí podemos intuir que esa respuesta va a ser más verdadera que otra, al existir razones como estas que están en el fondo.