¿Qué intentan ocultar los canallas ingleses? Las autoridades británicas piden 24 horas más a la familia de Ignacio Echeverría

J. Oneto/Agencias.- “Chapuza  Nacional”, “Una policía de aficionados”, “Siguen durmiendo la siesta, a la hora de trabajar”, ”Demasiados pocos atentados para tanta ineficacia”. Estos titulares, probablemente mucho más duros, ofensivos y radicalizados, serían los que, en estos momentos, exhibiría la prensa sensacionalista británica si un joven economista inglés hubiera desaparecido, después de enfrentarse con tres terroristas para evitar unos apuñalamientos en el Puente de Toledo, en el centro de Madrid y no se supiera nada de él.

Sobre todo, si setenta y dos horas después, el misterio más absoluto siguiese envolviendo el caso, porque todos los hospitales estuviesen  blindados y no se permitiese, por el momento, la identificación de muertos y heridos. El Foreign  Office estaría movilizado y nadie hubiera impedido que el embajador británico en Madrid, debidamente acreditado, con las huellas dactilares del economista en la mano, hubiera entrado en los hospitales para comprobar cuál era la situación del joven británico, si estaba muerto, herido o seguía sin estar localizado.

Esta es la situación que está viviendo no la familia del joven británico que nunca existió, sino la familia de  Ignacio Echeverría, uno de los héroes de los atentados de Londres del pasado Sábado. El otro héroe es un gallego, Sergio Fariñas, que cerró la puerta del restaurante Arthur Hopper Bar empujando a uno de los terroristas y permitiendo que una treintena de clientes se refugiasen en su negocio. Mientras  el terrorista con el cuchillo ensangrentado en la mano  y en un rastro de sangre, se quedaba fuera, empujando la puerta.

El caso Echeverría es mucho más dramático e incomprensible, porque cuando se han cumplico más de setenta y dos horas  de los atentados, sigue sin saberse nada de Ignacio Echeverría 39 años, economista del Banco HSBC que trabaja en el departamento de análisis de la entidad financiera, y que  arriesgó su vida en Londres el pasado Sábado,  enfrentándose con un terrorista que apuñalaba a una mujer que se encontraba en el mercado del Borought Market. Según amigos que le acompañaban Ignacio se tiró de la bicicleta y golpeó al agresor con un monopatín, mientras otros dos le agredían.

El joven madrileño patinaba cerca del lugar de uno de los ataques en el Puente con varios compañeros, cuando presenció cómo un terrorista se abalanzaba contra una mujer. “En ese momento se tiró de la bicicleta y golpeó al agresor con un monopatín mientras otros dos le agredían por detrás y se quedó tendido en el suelo. Fue un valiente; se enzarzó para salvar a la mujer”, dicen sus amigos que tuvieron que desalojar el lugar forzados por la policía, dejándole herido en el suelo.

El desaparecido mide 1,74 metros, pesa 85 kilos y en el momento del suceso llevaba una medalla con cadena de oro, zapatillas negras con suela blanca, pantalones vaqueros y jersey oscuro. La familia ha comunicado la desaparición en las urgencias del Reino Unido, en el Consulado de España en Londres y en el protocolo de urgencia del HSBC, que es el banco donde trabaja.

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, habló  estos días  con su homólogo británico, Boris Johnson, para rogar a las autoridades del país que aceleren “al máximo” los trámites de identificación de las víctimas para no añadir “más angustia y dolor” a las familias,  pero el Ministro se refugió en el protocolo de seguridad existente que está retrasando todas las operaciones de identificación. Dastis, probablemente, ni ha actuado con la fuerza que hubiera actuado el Foreign Office británico, si eso hubiera ocurrido aquí, ni el embajador en Londres, y los servicios consulares no hubieran simplemente permanecido a la espera de noticias.

Y eso, en medio de un clima de desconfianza sobre la actuación de la inteligencia y la policía  británicas, que ha vivido uno de sus mayores fallos, ya que conocían la existencia de los terroristas y uno de ellos, que había trabajado en el Metro y tuvo posibilidad de acceso a los subterráneos que comunicaban con la Cámara de los Comunes, había aparecido incluso en un programa de Televisión  titulado “Los yihadistas de la puerta de al lado

Piden ahora a la familia  “24 ó 48 horas más”

Fotos de Ignacio Echevarría colgadas por su hermano Joaquín en su cuenta de Facebook

Fotos de Ignacio Echevarría colgadas por su hermano Joaquín en su cuenta de Facebook

Las autoridades británicas han pedido a la familia Ignacio Echeverría, el español desaparecido tras el atentado de Londres, “24 ó 48 horas más” para dar “información”, ha escrito en Facebook sobre las ocho de esta tarde su hermano Joaquín, quien lamenta que sigan “sin noticias” de él.

Horas antes, también en esa red social, Joaquín Echeverría ha expresado “el mayor agradecimiento” de su familia al personal de la Embajada y del Consulado de España en Londres, en especial al embajador, Carlos Basterreche; al consul, José Riera; al ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis; y al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

También ha manifestado su agradecimiento a los dos funcionarios del ministerio que, en funciones de escolta, han trasladado a sus padres al aeropuerto de Madrid (han viajado hoy a Londres para seguir desde allí los acontecimientos), por la “exquisita y delicadísima atención continua en estos últimos dos días, incluso a altas horas de la madrugada”.

“Muchas gracias por apoyarnos y ayudarnos en estos horribles momentos”, ha agregado.

Fuentes de Exteriores han señalado que las autoridades británicas han comunicado a España que en 24-48 horas podrían dar información oficial sobre el español desaparecido.

Por su parte, el cuñado de Ignacio Echeverría, Fernando Vergara, manifiesta en su cuenta de Twitter su “malestar” por la falta de noticias.

“Las familias de las víctimas de los ataques del London Bridge se sienten maltratadas por la falta de información, que lleva a la agonía innecesaria. 63 horas y todavía no hay noticias”, concluye.

España denuncia la espera “inhumana” de la familia de Ignacio

El ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido, denunció este miércoles la situación “inhumana” que viven los familiares de Ignacio Echeverría, el español desaparecido tras los atentados de Londres, a falta de identificación.

“Lo que está pasando la familia, insisto, es inhumano”, declaró el ministro a Radio Nacional de España, denunciando la lentitud de los procesos de identificación.

Ignacio Echeverría, de 39 años y especialista en la lucha contra el blanqueo en el banco HSBC en Londres, estaba paseando con unos amigos cuando presenció los ataques del sábado por la noche.

Según han relatado los amigos que lo acompañaban, se interpuso entre uno de los atacantes que estaba armado con un cuchillo y una mujer a la que éste estaba agrediendo. La última vez que lo vieron, yacía en el suelo.

Su familia lo busca angustiosamente desde hace más de tres días. Echeverría no figura entre los 48 heridos, y se teme que pueda estar entre las siete víctimas mortales del atentado.

“Entiendo que haya unos protocolos que puedan ser lentos (…) Me extraña que estén tardando tanto”, añadió el ministro.

Este miércoles, el ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, anunció que un francés dado previamente por desaparecido fue identificado entre las víctimas mortales. Es la segunda víctima francesa.

Por otro lado, un británico, dos australianos y una canadiense figuran entre los fallecidos. Queda, por tanto, una persona por identificar.

Loading...