¿Qué son las cuentas espejo o virtuales?

La inestabilidad institucional desatada por el pulso secesionista en Catalunya ha causado un efecto inesperado en el sector financiero catalán. Difícil de cuantificar el fenómeno todavía pero constatable en el día a día de las sucursales bancarias, muchos clientes demandan a las entidades la manera de trasladar físicamente sus cuentas fuera de Catalunya. Ante esta demanda, y para evitar fugas de depósitos a otras entidades, los bancos y cajas con oficinas en Catalunya se han visto obligados a ofrecer alternativas. 

Apertura de una cuenta virtual o sin referencia física

La cuenta virtual o sin referencia en una oficina física se ofrece en algunas entidades. El domicilio fiscal suele situarse en Madrid. El traslado de cuenta implica un cambio de numeración de las cuentas. La gestión de esos cambios se puede hacer en las propias oficinas físicas o a través de banca teléfonica.  

Cuenta con oficina física

Otras entidades ofrecen la posibilidad de un traslado de cuenta a una oficina con referencia física, a elección del cliente, en alguna oficina aragonesa o de la comunidad valenciana es lo más habitual, según las fuentes consultadas. La estrategia de las entidades es dar tranquilidad y satisfacer la demanda de los clientes como prioridad. Para hacer el cambio no es necesario desplazarse a la oficina en cuestión, cualquier trámite se puede hacer desde cualquier sucursal de la red.

Cuentas espejo

Otra posibilidad es la denominada cuenta espejo o cuenta temporal con domicilio fiscal fuera de Catalunya que refleja los movimientos de la cuenta de referencia de manera automática. En último término, el objetivo principal es evitar el bloqueo de depósitos en el caso de una DUI pero manteniendo el número de cuenta.

El trámite

La inquietud del pequeño ahorrador es percibida como una amenaza para las oficinas físicas, que deben justificar su existencia con la captación de recursos y un saldo de depósitos estable. Por esta razón, si el cliente pide un traslado de oficina desde su propia sucursal es fácil que el director ponga trabas a un trámite que no pasa de ser un apunte administrativo. Las oficinas de banca telefónica son las protagonistas de la situación al gestionar de manera centralizada la apertura de esas cuentas virtuales.

Excusa para el cierre de oficinas

El temor velado en el seno de los bancos es que la apertura masiva de cuentas espejo o sin vinculación con oficinas físicas abra la veda para la desaparición de oficinas, algo que está siempre en la mente de la mayoría de los gestores de entidades financieras como mecanismo de ahorro de costes.

Costes

Ante la petición de los clientes, las entidades financieras intentan cobrar por el mantenimiento de la nueva cuenta, pero por la posibilidad de pérdida del cliente y su dinero es posible negociar que se puedan eludir los costes de mantenimiento, aunque sea de manera temporal. En cualquier caso, la negociación es posible con los servicios de banca telefónica y menos con los responsables de la oficina, cuyo objetivo es mantener en la medida de los posible la contabilidad de su unidad de negocio sin cambios.

Transparencia fiscal

El efecto económico de este traslado de fondos del cliente fuera de Catalunya puede ser casi nulo para las entidades, ya que el coste electrónico de la gestión de cuentas es inapreciable. Sin embargo, sí puede ser relevante desde el punto de transparencia fiscal para esos clientes en un caso de conflicto de administraciones tras una declaración unilateral. 

Loading...