Inicio Actualidad ¿Quién caerá primero?

¿Quién caerá primero?

No se ha llegado aún ni a los dos meses de temporada, pero algunos equipos ya están en peligro. Al segundo parón por selecciones del curso, una fecha tradicionalmente usada para hacer los primeros análisis de los conjuntos, algunos grandes clubes de Europa llegan en horas muy bajas.

Por ejemplo, el Real Madrid, al que el parón le llega en el mejor momento posible para olvidar dos semanas horribilis, con cuatro pinchazos consecutivos, derrotas en Sevilla, Moscú y Vitoria. Eso ha llevado a una situación límite a Julen Lopetegui, discutido entre el madridismo y que tras este parón por selecciones se la jugará en los ‘fáciles’ duelos ante Levante y Viktoria Plzen y, sobre todo, ante el Barcelona en el Camp Nou.

Pero el técnico vasco del Real Madrid no es el único que se tambalea en un gran banquillo europeo. Otros equipos grandes de Europa están también al borde del colapso, pasando situaciones difíciles que amenaza con llevarse por delante a sus entrenadores.

Mourinho, en un continuo tambaleo 

El caso más conocido, también por su contenido mediático, es el de José Mourinho, abandonado a su suerte en un Manchester United que desea a Zidane como sustituto y en el que hay una difícil relación entre entrenador y algunos jugadores. El entrenador portugués logró aguantar este sábado, quizá alargando la agonía, tras ganar al Newcastle pasando del 0-2 al 0-3.

Pero Mourinho arrastra ya varios problemas, no solo de vestuario sino también de resultados. En Champions está bien, segundo de un grupo tan difícil con Juventus y Valencia, pero en la Premier League sufre un importante descalabro. Es octavo, a siete puntos de los tres líderes (Chelsea, Liverpool y City) y de ocho partidos solo ha ganado cuatro. Tras el parón, su calendario no es precisamente cómodo: jugará ante el Chelsea en Stamford Bridge y recibirá a la Juventus en Old Trafford.

Kovac, en el Bayern, con cara de Ancelotti

Si el banquillo del Manchester United siempre ha sido uno de los bombones para cualquier entrenador históricamente, del banquillo del Bayern de Múnich se podría decir lo mismo. Y allí no logran sacudirse la sombra de Heynckes, ni en su primera etapa tras el adiós del técnico alemán (con Guardiola y Ancelotti) ni ahora en una nueva etapa.

El conjunto bávaro fichó este año a un técnico de un perfil más bajo, Niko Kovac, y el invento, hasta ahora, no está siendo el esperado. El exentrenador del Eintracht Frankfurt, al que llevó a Europa y ganó la Copa (precisamente al Bayern), comienza a estar muy discutido por sus pésimos resultados en una liga tan controlada por el Bayern como es la Bundesliga.

Kovac está empeorando los números de hace un año de Ancelotti, algo que parecía difícil de lograr. En siete jornadas de la liga alemana, el Bayern ya ha perdido dos partidos y ha cedido un empate. Es actualmente sexto, en puestos de previa de Europa League, a cuatro puntos del líder Borussia Dortmund. En Champions, empató contra el Ajax en el Allianz. Lleva la misma racha que el Real Madrid: cuatro partidos seguidos sin ganar.

El Mónaco, en descenso

Por último, y aunque no sea un grande de Europa, otro equipo con renombre en el fútbol continental es el Mónaco. El que fuera semifinalista de la Champions en 2017, y este año en el grupo del Atlético de Madrid, vive una situación alarmante que amenaza con acabar con el técnico que alcanzó las mejores cuotas del conjunto del Principado en la última década: Leonardo Jardim.

El técnico portugués, venezolano de nacimiento, está también al borde del despido tras un horrible arranque de Liga. El Mónaco, campeón del torneo en 2017, es antepenúltimo, posición de playoffs de descenso. Solo tiene seis puntos y de nueve partidos tan solo ha ganado uno, con tres empates y cinco derrotas. En Champions ha perdido los dos encuentros (ante Atlético y Dortmund) y el equipo monegasco no gana desde hace exactamente dos meses, en la primera jornada de la Ligue 1.

Existen otros casos de grandes equipos de Europa en horas bajas a los que, sin embargo, no se ha discutido a sus técnicos. Es el caso mismo del Barcelona con Ernesto Valverde, aunque el entrenador extremeño comienza a tener sus críticas, o del Milan o Roma en Italia (Gattusso y Di Francesco respectivamente), que no han arrancado como esperaban la temporada.