Quién es Ariana Grande: anti-Trump, feminista, líder de Instagram…

Ariana Grande (Florida, 23 años) tiene previsto actuar el 13 de junio en el Palau Saint Jordi de Barcelona, en un concierto que ahora está en el aire después de los incidentes ocurridos al finalizar su recital en Manchester con al menos 19 muertos. La cantante, que no ha sufrido heridas, ha dicho, al conocer los detalles de la explosión: “Tengo el corazón destrozado. Lo siento mucho. No tengo palabras”.

No tan conocida como Taylor Swift, Katy Perry o Miley Cyrus, Ariana Grande es una estrella del pop que vende millones de discos y llena pabellones. Vamos a ver quién es, en cinco pasos.

Millones de seguidores en redes sociales

Un buen modo de saber la popularidad de la gente es sumar sus seguidores en las redes sociales. La de Ariana Grande es mucha. Suma 182 millones, distribuidos de la siguiente manera: 105 millones en Instagram, 45 en Twitter y 32 en Facebook. En la red social donde se mueven las estrellas del pop, Instagram, supera, por ejemplo, a Beyoncé o Taylor Swift, ambas con 102 millones. A Ariana sola la supera Selena Gomez, que cuenta con 120.

Es vegana, no le gusta Trump y está comprometida con el colectivo LGBTQ

Cuando se confirmó el pasado año el triunfo de Donald Trump, Ariana Grande puso un tuit: “Estoy llorando. No me lo puedo creer. Esto es terrorífico”. No, a la cantante no le gusta su actual presidente. Ariana Grande, que es vegana, es una comprometida defensora del colectivo LGBTQ, participando en convenciones y dedicándoles conciertos.

Tampoco se calla cuando ve algún atisbo de cosificación de la mujer. Cuando publicó su vídeo Dangerous woman, incluso algunos de sus seguidores la insultaron. Como este: “Ariana, con todo el respeto, Dangerous woman me gusta, pero el problema es que en el vídeo pareces una zorra. Siento ser tan maleducado, pero solo digo la verdad”

Ella se defendió: “Los hombres se quitan la camisa y expresan su sexualidad sobre escenarios, Instagram, vídeos… en cualquier sitio que quieran constantemente. El doble estándar es aburrido y agotador. Las mujeres también pueden amar sus cuerpos”, se defendió.

Estrella infantil

Como tantas otras estrellas del pop, Grande salió de una cadena infantil. En este caso Nickelodeon, que la fichó después de verla en el musical 13, en Broadway, cuando solo tenía 15 años. Ya en Nickelodeon, la cantante fue una de las protagonistas de la serie Victorious, una comedia que se desarrolla en una escuela de artes. Una de las anécdotas de la serie es que la cantante tuvo que teñirse en pelo de rojo para interpretar a su personaje.

Victorious fue un éxito. Ya con un gran número de seguidores en el bolsillo, Grande (que tiene la nacionalidad estadounidense, británica e italiana) decidió iniciar su carrera en solitario.

Sus escándalos

Ariana Grande tiene un currículo lleno de algunas polémicas, algunas más grandes que otras. La más sonada es una gamberrada que acabó con ella protagonizando una semana de titulares. La cantante fue con su novio y unos amigos a una tienda de donuts. Una vez allí, se dedicaron a chupar los dulces y a dejarlos en las vitrinas, dispuestos para su venta a otros clientes. Las cámaras de la tienda captaron el momento de la cochinada, que terminó con un mensaje de la cantante, que dijo: “Odio América”. Las imágenes pronto estaban recorriendo el mundo gracias a Internet.

No hubo medio estadounidense que no se sumara a la polémica. Tanto, que el caso se denominó donutgate. Ariana Grande tuvo que realizar un comunicado para aplacar los ánimos y no descarrilar su carrera: “Estoy muy orgullosa de ser americana y amo a mi país. Lo que dije sucedió en un contexto privado con amigos y ha sido sacado de contexto. Pido perdón por mi elección inapropiada de palabras y por no haber sido más discreta, pero me enfada la ligereza con la que en América comemos y consumimos productos sin pensar dos veces las consecuencias que tendrán en nuestra salud y en la sociedad”. Todo fue, pues, por una vida más saludable.

Pop comercial con un vozarrón

La joven artista tiene una soberbias condiciones vocales, lo que se denomina “un vozarrón”. Y esto no es tan habitual en las estrellas del pop actual, que aprovechan trucos de estudio para embellecer la voz. No es el caso. Sus tres discos (el último, Dangerous woman, publicado en mayo de 2016, hace justo un año) están llenos de pop comercial, muchas de las veces tan sobreproducido como eficaz.

La cantante exhibe todo su poderío vocal en las baladas, que la pueden emparentar con la mejor época de Mariah Carey. Pero también tiene bombazos bailables, como Problem. Una mezcla que funciona: acumula 450 millones de reproducciones en Spotify.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Loading...