Quim Torra tomará posesión este jueves en un acto sin invitados organizado por Moncloa

5

El Diario Oficial de la Generalitat ha publicado esta medianoche el nombramiento de Quim Torra como 131 presidente de la Generalitat. Es el paso previo, tras la firma del jefe del Estado, para que el nuevo president tome posesión del cargo. Un acto que, según ha podido saber OKDIARIO, se celebrará este jueves.

La toma de posesión de Torra no tendrá nada que ver con las anteriores tomas de posesiones de presidentes autonómicos catalanes. Principalmente, por qué en aplicación del 155 es el Gobierno quien organiza el acto de toma de posesión, muy a pesar del candidato que se ha lamentado que esto fuera así.

Y es que a diferencia de las tomas de posesión de Carles Puigdemont, Artur Mas, José Montilla, Pasqual Maragall y Jordi Pujol, en esta ocasión en el Palau de la Generalitat no habrá invitados, por lo que tampoco se verá el típico desfile por la alfombra roja por la entrada principal de las más de 300 personas que conseguían una invitación. Estará la familia más cercana, personal de presidencia y posiblemente alguna autoridad del Estado o Roger Torrent.

El acto tampoco se celebrará en el Saló Sant Jordi como era habitual. En estos momentos se duda entre ubicarlo en el Saló Verge de Montserrat, mucho más pequeño o incluso en una sala con menos carga política. Será un acto será austero y sin mucha celebración. Un puro trámite, aseguran fuentes conocedoras de la organización, al que no se le debe dar más importancia. Desde del Gobierno no han aclarado todavía si mandarán algún representante, como en el resto de ocasiones, pero de hacerlo se inclinan por un secretario de estado.

Promesa, juramento o…

Una de las principales incógnitas será la fórmula que utilice Quim Torra para prometer o jurar el cargo. De no hacerlo prometiendo guardar lealtad a la Constitución y al jefe del estado, su toma de posesión podría ser invalidada.

También se desconoce quién le impondrá la medalla como president, dado que el último en ostentar el cargo, Carles Puigdemont, se encuentra fuera del país. Por defecto, debería ser la presidenta en funciones de Cataluña, Soraya Sáenz de Santamaría, quien cumpliera con el protocolo de ceder el cargo, pero en el gabinete de la vicepresidenta dan por hecho que ella no asistirá al acto. Así entonces, todo apunta a que será el presidente del Parlament, Roger Torrent, quién deberá cumplir con este protocolo.