Inicio Actualidad Quimi Portet “Soy músico y no me pienso dedicar a la tele”

Quimi Portet “Soy músico y no me pienso dedicar a la tele”

Aunque es un debutante en esto de la tele, Quimi Portet (Vic, Barcelona, 1957) forma parte de la historia de la música de este país . Y es que en la década de los 80 la gente vibró con la poesía que destilaban las canciones de El Último de la Fila, el dúo que formaba con Manolo García. Con un disco en el mercado desde esta primavera, Festa Major d’Hivern, en el que toca todos los instrumentos, aceptó este curioso encargo de Peyu, intervenir en el programa Natura sàvia, porque se conocen de Vic y porque sabía que lo haría con su amigo Albert Pla. Pero los animales no son lo suyo. Lo suyo, insiste, es la música.

¿Cómo recibió la propuesta?  
A mí me sorprendió la llamada de Peyu, porque no cuadraba mucho con las cosas a las que nos dedicamos. Yo había hecho alguna cosa en la tele, pero de una manera muy presencial. Y encontré tan atrevido que nos lo pidiese… Pero, cuando una cosa se le pide a dos personas, es más difícil decir que no.

Pensaba que le había seducido con los macarrones que le preparó.  
Si me lo llega a pedir solo a mí, le habría dicho: “Gracias, Peyu, me siento muy honrado, pero yo soy músico” y ya está. Pero con dos personas, la una por la otra, hay un momento de duda que, como en la naturaleza, aprovecha el depredador, que en este caso es Peyu.

“Los animales me interesan, pero no especialmente. Además, también tienen pulgas, huelen mal y hacen ‘cagarros'”

Viéndole con un porte más elegante, uno piensa que usted será el serio del dúo que forma con Pla.  
No está completamente delimitado. Digamos, más bien, que llevamos una visión diferente de lo que sería un programa de animales. Y como hay una relación existente desde hace años, una amistad, miramos el documental y los comentarios nos salen así, de una manera natural, por lo que en algunos momentos puede parecer que soy el serio. También por edad, ya que soy el veterano del trío, y eso se nota.

¿Y cómo ha sido la experiencia? Porque lo suyo es la música…  
Sí, nunca me había planteado hacer tele y no me lo planteo ahora. Participar en Natura sàvia ha sido una casualidad. En principio me considero músico y me seguiré dedicando a lo música. Aunque ha sido algo muy agradable de hacer, con gente que me cae muy bien y, objetivamente, lo pasamos muy bien. Pero yo soy músico y no me pienso dedicar a la tele, sinceramente.

¿Y le ha crecido el interés por los animales tras esta experiencia?  
No. Me interesan los animales, pero no de una manera especial. No soy un aficcionado, precisamente. Además, los animales también tienen pulgas, huelen mal, hacen cagarros… Me interesan, pero como me interesan otras cosas.

De los humanos se dice: “Eso, un animal no lo haría…” 
Los animales también tienen sus cosas. También se comen los unos a los otros… Son un poco animales los animales. No es que no me gusten, es que no tengo un interés especial.

Vayamos, pues, a lo que realmente le interesa: la música. En abril sacó un disco: Festa Major d’Hivern, con un estilo roquerillo. 
Sí, un disco curioso, más basado en las guitarras. Lo estoy pasando muy bien de gira con Ángel Celada y Jordi Busquets, haciendo conciertos.

¿Y qué le parece que Manolo García haya ganado un Premio Ondas por su trayectoria?  
Me parece muy bien. Manolo es muy trabajador y tiene una carrera fantástica, con lo cual no puedo más que felicitarle.