Rajoy celebra los 25 años del AVE con una defensa de la cohesión de España: «Juntos somos mejores»

El presidente del Gobierno anuncia una inversión de 500 millones de euros para 15 nuevos trenes de AVE

A las 8.57 minutos, el AVE bautizado con el nombre de Miguel de Cervantes partía de la estación de Atocha en Madrid hacia Sevilla, en el viaje que conmemoraba el 25 aniversario de la Alta Velocidad en España. A bordo del tren se encontraba el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, les ha acompañado hasta el andén, pero se ha quedado en la capital. Rajoy ha destacado en Sevilla que el AVE es el mejor ejemplo de cohesión y de que juntos los resultados son mejores.

Rajoy ha aprovechado el acto de conmemoración en Sevilla para anunciar una inversión de 500 millones de euros, dirigida a adquirir 15 nuevos trenes de AVE. Ha explicado que si a esta cantidad se suma lo anunciado en noviembre para nuevos trenes. el total será de 1.300 millones de euros. Además, ha anunciado que Renfe pondrá a la venta una campaña promocional de 250.000 billetes de AVE a 25 euros.

Dos horas y veinte minutos después de salir de Atocha, el AVE conmemorativo ha llegado a la estación de Santa Justa, en Sevilla. Allí le ha recibido la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien justo antes había hecho unas declaraciones sobre la operación Lezo, y había exigido la destitución del fiscal anticorrupción.

Al llegar a Santa Justa, y acompañado por Díaz, Rajoy ha hecho un recorrido por una exposición fotográfica sobre el XXV aniversario de la llegada de la Alta Velocidad a Sevilla y ha descubierto una placa conmemorativa. Entre los que han viajado en este AVE conmemorativo se encontraba el primer maquinista, el que hizo el primer trayecto hasta Sevilla, el asturiano Alfredo Durán, de 56 años.

Allí, en la estación, el presidente del Gobierno ha comentado que el acto tenía un sabor especial. «Nunca faltan los motivos para hablar bien de España, somos un gran país y debemos decirlo, y la Alta Velocidad es un motivo de satisfacción en España y de prestigio fuera de nuestras fronteras. Juntos sabemos hacer buenas cosas».

Todos los gobiernos de España en los últimos 25 años han considerado el AVE una apuesta estratégica, «por eso celebrar los 25 años de AVE es celebrar los logros de la España moderna». Es un motivo de autoestima, ha subrayado.

«En 1992, nos visitaron 55 millones de personas. Esa cifra superó los 75 millones el año pasado. Nuestro liderazgo turístico sería inconcebible sin la red de infraestructuras que tiene España», ha señalado. «La Alta Velocidad se ha convertido en el gran compañero de viaje de la modernidad en nuestro país».

«Ya no podemos hablar de España invertebrada, con el AVE los españoles somos más vecinos los unos de otros. 357 millones de viajeros han utilizado los servicios de Alta Velocidad. Y anuncio que Renfe pondrá campaña promocional de 250.000 plazas a 25 euros».

«El AVE ha significado en toda España una aceleración para nuestra competitividad, y una vía para el crecimiento de la economía. Es ejemplo de política de infraestructuras». «Hemos cambiado mucho en estos 25 años, y hemos cambiado a mejor», ha señalado Rajoy.

En el acto en la estación de Santa Justa, Susana Díaz ha señalado que estos 25 años son un motivo de orgullo, y también de autoestima. Era, ha dicho, una Andalucía decimonónica, que dio paso a la modernidad, con la Expo y el AVE. «Fue una decisión histórica, de cohesionar y vertebrar el país, empezando por el sur, para que las infraestructuras llegaran a aquellos lugares que necesitaban converger con velocidad. Fue una decisión arriesgada y valiente, pero también justa», ha explicado.

Díaz ha recordado que Felipe González, presidente del Gobierno en 1992, tenía un concepto de país, y sabía que si el AVE no empezaba por el sur tardaría mucho más en llegar allí. «Hoy España es una potencia en Alta Velocidad en Europa, el segundo país en el mundo, después de China», ha señalado. Ha recordado que algunos llamaban entonces al AVE, en 1992, «el rapidillo».

«Hoy 25 años después vuelvo a pedir aquella colaboración y aquella mirada solidaria y de justicia, apostar por infrestructuras es apostar por futuro», ha afirmado. En concreto, ha pedido que el Corredor del Mediterráneo sea una realidad, en los dos ramales de Andalucía. Y que las capitales andaluzas tengan las conexiones ferroviarias que demandan. «Apostar por Andalucía es apostar por la cohesión territorial de los pueblos».

Loading...