Rajoy culpa a los independentistas de la situación en Catalunya y elude la autocrítica

La tensa situación en Catalunya se ha trasladado a la sesión de control al Gobierno en el Senado. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mantenido un bronco con el representante del Partit Demòcrata Catalán (PDeCAT), Josep Lluís Cleries, sobre el referéndum del 1 de octubre. Exhibiendo una papeleta de votación en ese referéndum, Cleries ha acusado a Rajoy de falta de diálogo para solventar las aspiraciones de Catalunya y de pretender sólo la “sumisión” de los catalanes.

En su respuesta ha instado al PDeCAT ha dejar de “llenarse la boca” con palabras como libertad y democracia porque, según el jefe del Ejecutivo, los independentistas han liquidado la legalidad en Catalunya y ahora “amenazan” a alcaldes y periódicos que no colaboren con la organización del referéndum de autodeterminación.

Rajoy ha culpado al PDeCAT de la situación que vive Catalunya y ha instado a este partido a que haga autocrítica y asuma la responsabilidad de sus decisiones en vez de intentar echar la culpa de todo al Ejecutivo central. Cleries ha respondido que el Gobierno española pretende “saltarse el Estado de Derecho con la estrategia del miedo”. El presidente le ha recomendado al PDeCAT “autocrítica”, que asuma las consecuencias de sus actos en lugar de echar la culpa a los demás.

El jefe del Ejecutivo ha recordado la pérdida progresiva de apoyo del PDeCAT en las sucesivas elecciones en Catalunya y ha subrayado que, mientras la Generalitat no hacía nada en cinco años, era el Gobierno de la nación el que tomaba decisiones para cubrir los vencimientos de deuda y pagar el déficit y a los proveedores.

(Habrá ampliación)

Loading...