Rajoy pide a Sánchez rebajar la tensión para favorecer su entendimiento

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lanzado este lunes un mensaje en público y en privado al reelegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para “rebajar la tensión” y favorecer “la mesura y la moderación” en la vida política y en especial entre ambos con el objetivo de facilitar “el entendimiento” que aún cree necesario para impulsar algunos asuntos de Estado. Rajoy ha emitido esas ideas primero en la presentación de una conferencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y luego en una conversación privada suscribiendo las palabras de esta a favor de propiciar otro tono en las relaciones políticas y parlamentarias en España.

Rajoy ha ratificado así, tras la exposición formulada por Cifuentes, que sus mensajes emitidos para presentar a la presidenta madrileña iban dirigidos en realidad al refrendado Pedro Sánchez. En ese turno el máximo dirigente del PP ha abogado por “la moderación, la tranquilidad, la concordia y las buenas formas y no por la crispación y generar problemas de manera inútil”. El presidente popular ha querido explicar así, según han confirmado luego, que lo que más le preocupa ahora es que no sea posible establecer una relación normal con el líder del PSOE porque entiende que es su “obligación buscar el entendimiento” por el bien de España “y porque es lo que quieren la mayoría de los españoles, que están por la moderación”.

Rajoy ya había marcado, en su presentación de Cifuentes, que todo lo demás y todo lo que vaya contra la “mesura” lo considera “una excelente forma de perder el tiempo”. En la misma línea, el presidente ha reclamado “respeto y buenas maneras”. Frente a lo que ha calificado como “la retórica de la confrontación y el enfrentamiento”, Rajoy ha demandado de Sánchez “dejar de lado el extremismo, el radicalismo, el griterío y la falta de concordia y la crispación, que no sirven para nada”.

El presidente del Gobierno y del PP no ha querido, sin embargo, mencionar expresamente en su intervención el nombre de Pedro Sánchez o de Pablo Iglesias, pese a que sus lugartenientes en el partido han llegado a la conferencia, pronunciada en el Casino de Madrid, con el argumentario identificativo del nuevo PSOE con Podemos muy aprendido y con la máxima de que esa formación se aleja de la moderación.

La primera que ha seguido ese guion ha sido la vicesecretaria nacional de Estudios y Programas, Andrea Levy, que ha considerado que la nueva estrategia de Sánchez es la misma que ya empleó en el pasado “de querer ir de la mano de Podemos y que le llevó a perder dos elecciones”.

La alineación de Sánchez con Iglesias y del nuevo PSOE con Podemos fue la tónica que siguieron los más relevantes dirigentes del PP tras el fin de semana del 39 Congreso del partido socialista. El coordinador general popular, Fernando Martínez Maill, insistió en subrayar que Sánchez tiene “cierto complejo podemita” y que en esa disputa por ver cuál de los dos es el líder de la izquierda en España el socialista ha dejado “completamente abandonado” el centro político y la moderación.

Andrea Levy acusó a Sánchez, sobre Cataluña y la idea de la plurinacionalidad del país aprobada en ese cónclave, de buscar “subterfugios” con esa estrategia para mantener “una equidistancia” porque no tiene una idea clara de España. Martínez Maillo, por su parte, recalcó que con esas propuestas se “plantean soluciones en forma de nacionalismo, de seudonacionalismo que, sin duda no van a contribuir a solucionar nada y que sin duda son claramente incompatibles con el planteamiento de una soberanía nacional por parte de todos los españoles”,

Loading...