Rajoy tanteará a Sánchez para hacer frente común contra el referéndum catalán

Pedro Sánchez dice que apoyará a Mariano Rajoy para evitar el referéndum independentista que Carles Puigdemont planea celebrar el próximo 1 de octubre. Pero el líder del PSOE exige al presidente del Gobierno que “dé un paso más” y que se abra al diálogo con la Generalitat. Rajoy estaría dispuesto a dar ese paso, pero no lo hará en solitario.

El presidente quiere cerrar una alianza con socialistas y Ciudadanos para frenar el referéndum antes de que llegue el 1 de octubre, según explican fuentes populares y confirman fuentes de Moncloa. El presidente se ha sentido muy solo en su negativa a ceder ante el independentismo y es consciente de que parte de la oposición carga contra su manera de gestionar el asunto acusándole de inmovilismo.

Primera reunión desde la reelección de Sánchez

Pero también tiene muy claro que cualquier paso que dé de cara a desbloquear la situación puede ser muy impopular de cara a su electorado. Por eso, ha decidido ir con pies de plomo y no moverá ficha si no es con el beneplácito de socialistas y Ciudadanos, es decir, de una mayoría aplastante del Congreso y, por tanto, de la ciudadanía.

Rajoy ha recibido a Sánchez a las 11 horas en La Moncloa en la que es su primera reunión de trabajo desde hace mucho tiempo. Es conocido que la sintonía entre ambos políticos es escasa, pero Sánchez fue reelegido secretario general del PSOE en las primarias del pasado 21 de mayo y eso le convierte, aunque carezca de escaño, en líder de la oposición.

A su llegada a La Moncloa, el jefe del Ejecutivo ha salido a recibir al secretario general del PSOE en las escalinatas del palacio, donde los dos han posado sonrientes para las cámaras y se han estrechado la mano mientras intercambiaban unas palabras. Vestidos con traje oscuro y corbata, en el caso de Rajoy, y sin ella Sánchez, ambos han entrado en las dependencias del Gobierno para iniciar la reunión.

Sánchez va a “escuchar”

Rajoy y Sánchez están condenados a entenderse, pero que el presidente ponga su oferta sobre la mesa y se pueda llegar a un acuerdo depende mucho de cómo vaya la reunión. Fuentes socialistas explican que Sánchez “va a escuchar”, a ver qué tiene que decirle el presidente del Gobierno, a tomar nota para hacerse una idea de la situación.

Añaden que el respaldo de los socialistas contra el referéndum “Rajoy ya lo tiene”, que es indiscutible y no se puede poner en duda. Pero indican que solo cerrarán una alianza que vaya más allá “si tiene contenido”, porque el PSOE “no está dispuesto a servir de coartada de la ineficacia de Rajoy en el asunto catalán”.

Margen para el diálogo

A los socialistas, en el fondo, les ocurre lo mismo que al presidente: saben que mover mal una ficha en el complejo tablero de la cuestión catalana puede tener consecuencias negativas electoralmente. No obstante, creen que hay margen para el diálogo con la Generalitat y ponen como ejemplo el hecho de que el PDeCAT llegase a un acuerdo con el Gobierno para la aprobación del decreto de la estiba.

Para Ciudadanos la situación no es tan compleja. La formación naranja ha hecho bandera de su anti independentismo desde el momento de su fundación y Albert Rivera ha reseñado que “los tres partidos constitucionalistas estamos juntos en esto”, por lo que todo indica que apoyará cualquier iniciativa que sirva para evitar el referéndum .

No obstante, Ciudadanos tiene más margen para dar ese paso del que habla Sánchez sin temor a que eso le pase factura electoral, puesto que los naranjas no se han situado en el inmovilismo y están intentando abrir el melón de la reforma constitucional a partir de otoño para introducir novedades que alcanzarían también al modelo territorial.

Loading...