Inicio Actualidad Rajoy traslada a colaboradores su sorpresa y malestar por los audios de...

Rajoy traslada a colaboradores su sorpresa y malestar por los audios de Cospedal

El ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha trasladado a antiguos colaboradores y personas de su entorno su sorpresa y malestar por las grabaciones que se han difundido sobre las conversaciones entre María Dolores de Cospedal y su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, con el ex comisario José Manuel Villarejo, que le sitúan como conocedor de los trabajados “puntuales” que se pudo encargar al ex policía poco después de estallar la trama Gürtel.

Varias fuentes próximas al ex jefe del Ejecutivo consultadas por Europa Press han rechazado de plano que Rajoy estuviera al tanto de esos encargos porque no autorizaría investigar a compañeros de partido como Javier Arenas, con el que tiene una estrecha relación de amistad. Es más, han admitido su asombro ante el hecho de que el esposo de la ex ministra hablase en nombre del Partido Popular en sus charlas con Villarejo.

Según las últimas grabaciones publicadas este martes por el digital ‘Moncloa.com’, el marido de Cospedal y Villarejo comentan que Rajoy era conocedor de los encargos al ex policía y que contarían tanto con el beneplácito de la secretaria general del PP como de su “jefe”. “Su jefe está de acuerdo en que se desarrolle esa línea de actuación”, afirma López del Hierro después de que el comisario le pregunte si el máximo dirigente del PP aprobaba la operación.

Malestar de Rajoy

Algunas personas próximas al ex presidente del Gobierno han señalado que Rajoy está sorprendido, asombrado y molesto por las grabaciones que se están difundiendo estos días. Sin embargo no lo ven preocupado porque él conoce su hoja de servicios y sabe lo que ha hecho a lo largo de su vida política.

Así, fuentes del equipo del expresidente están “convencidos” de que Rajoy “no sabía nada” y restan “credibilidad” a las afirmaciones que realiza ante Villarejo el empresario López del Hierro, quien ni siquiera tiene un cargo dentro del partido. De hecho, admiten que tanto a Rajoy como a otros cargos del PP ha causado “sorpresa el papel del marido” de la ex ministra y que llegara a hablar en nombre de la formación.

“Rajoy no tenía ni idea de lo que hacía Cospedal en todo esto”, afirma tajante otro dirigente de la confianza del expresidente, que expresa su sorpresa por las revelaciones relativas a supuestos encargos para investigar al ex ministro Javier Arenas o al hermano del ex vicepresidente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

A este respecto, fuentes próximas a Mariano Rajoy señalan que las personas que le conocen saben que “jamás” autorizaría una investigación contra nadie y “menos contra un compañero de partido” como Javier Arenas, dado que son “amigos íntimos” desde hace muchos años.

Según publicó Moncloa.com. López del Hierro encargó a Villarejo elaborar un “dossier” sobre el papel de Arenas en la fundación Asociación de Estudios Europeos, que mantenía con el ex tesorero Luis Barcenas y el ex eurodiputado ‘popular’ Gerardo Galeote.

En concreto, el marido de Cospedal le pide recopilar “todo lo que pudiera averiguar” en un trabajo que sería “pagado”. “Pasa lo que tengas que pasar. Baratito, porque estamos tiesos”, asegura el empresario sobre los gastos para “indagar” la relación entre Arenas, Bárcenas y Galeote

Casado no los comenta

Este martes, tras asistir a la reunión del Grupo Popular en el Senado, el presidente del PP, Pablo Casado ha declinado valorar la grabación en la que Villarejo y el marido de Cospedal señalan que Rajoy estaba de acuerdo con las investigaciones. “No comento conversaciones privadas que no puedo certificar que son ciertas”, ha puntualizado.

Ante los senadores del PP, Casado -que conversó este fin de semana con Mariano Rajoy- ha asegurado que no caerá en “afanes inquisitoriales” que llevarían a la “injusticia” y ha defendido apostar por el “equilibrio” dando pasos “justos” y “proporcionados”. Eso sí, ha recalcado que no se haga partícipe a la nueva dirección del PP de “ninguna práctica del pasado” que les pueda “avergonzar”.