Real Madrid – Atlético de Madrid: Cristiano pone pie y medio a Cardiff

Las lágrimas derramadas en las finales de Lisboa y Milán no cesan. El Atlético de Madrid no sabe cómo hacerle daño al Real Madrid en Europa. Tampoco cómo frenarlo. Sólo sufre y sufre siempre se enfrenta a su gran enemigo y siempre con el mismo resultado: la derrota. Esta vez el destino no fue tan cruel en la forma aunque sí en el contenido. No hubo ni prórrogas ni penaltis. Tocó ahora una contundente goleada (3-0) que permite al conjunto blanco poner pie y medio en la final de la Champions.

La estrella de la noche en uno de los mejores partidos de los blancos esta temporada fue su hombre más letal. Cristiano Ronaldo no tuvo piedad de los rojiblancos y les endosó un hat-trick que deja la eliminatoria prácticamente vista para sentencia. La seriedad del Madrid contrastó con la cara más irreconocible del Atlético. Faltó intensidad y orgullo ante un rival engrandecido, que domina la escena como pocos cuando toca desfilar por la alfombra roja. El Madrid se mira al espejo y se gusta en los eventos más glamurosos.

Además de fútbol, al Atlético le faltó intensidad y orgullo ante un Madrid que jugó uno de sus mejores partidos de la temporada

Como se preveía, Isco fue el elegido para ocupar la plaza de Bale arriba, aunque con libertad para aparecer en cualquier zona del campo, siempre cerca del balón. Por parte del Atlético, Lucas ocupó el carril derecho huérfano por el alud de bajas en esa posición. Lo pasó mal el canterano, con Cristiano y Marcelo incordiándole durante todo el encuentro, aunque las primeras oportunidades llegarían desde el otro costado.

La ausencia fija de Isco por la derecha dejaba toda esa banda para Carvajal, que volvió a demostrar que está en un momento de forma sensacional antes de marcharse lesionado al final de la primera parte. De sus botas salió la primera gran acción de peligro tras tirar una pared con Isco. Su disparo con el exterior lo desvió como pudo Oblak, un balón suelto que no aprovechó Benzema para rematar bien.

Cristiano remató un golazo Cristiano remató un golazo (Reuters)

El asedio no terminó allí. En la siguiente jugada el Bernabeu ya cantaba el gol. Sólo era el minuto 10. Casemiro puso un balón como pudo dentro del área que acabó en la cabeza de Cristiano, que no perdona una. Aun así, el gol no tenía que haber subido al marcador por fuera de juego del portugués en un centro previo de Ramos. Pese a no llegar a contactar con el balón, sí hizo la intención de rematar.

Al Atlético le desconcertó ese inicio en tromba del Madrid. La embarcación del ‘Cholo’ achicaba agua como podía, pero la tormenta se transformaba en ocasiones claras sobre la meta de un Oblak al que se le acumulaba el trabajo. Con el balón en los pies tampoco mejoraba el panorama rojiblanco. Imprecisiones constantes y muy acelerado el equipo, claramente instalado en la duda.

Cristiano Ronaldo volvió a ser letal. Todo lo que remató lo convirtió en gol

Lo mejor para los colchoneros era el resultado. En una de las mejores primeras partes de la temporada, el Madrid no había matado el partido, algo que reclamaba Zidane en la rueda de prensa previa. Lo que sí supo hacer es tomar el timón del encuentro, madurando las jugadas y defendiendo con el balón, algo poco habitual en los blancos. Supo interpretar el partido mucho mejor que su rival.

El Atlético se dejó ver más en ataque en la recta final de la primera parte, pero no pareció incomodar lo más mínimo a su vecino. Un mano a mano de Gameiro en los primeros compases que le birló perfectamente Keylor Navas fue el acercamiento más peligroso de los visitantes durante todo el encuentro.

Salieron algo más recompuestos tras la charla de Simeone en la segunda mitad. Tuvo más posesión de balón, algo que tampoco pareció importarle al Madrid al ser demasiado estéril. No le hacía cosquillas al conjunto blanco, muy sólido atrás. El mar se había calmado, pero era algo pasajero. El temporal podía volver a aparecer en cualquier momento. Zidane tió de Asensio y Lucas para ganar en amplitud, dejando a Cristiano solo arriba. No había disparado a puerta en toda la segunda mitad el conjunto blanco, pero en el primer acercamiento a la contra lo aprovechó a las mil maravillas.

Una jugada en la frontal del área terminó a los pies de Cristiano. El portugués, tocado por una barita mágica, se aprovechó de un rebote para fulminar a Oblak para desatar la locura en la parroquia blanca. En otro contragolpe, remató definitivamente al Atlético, que tendrá que aferrarse a un milagro para darle la vuelta a la eliminatoria. Cardiff se acerca para los blancos, así como el sueño de ser el primer equipo en encadenar dos Champions.

Ficha técnica

Real Madrid, 3 – Atlético de Madrid, 0

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Nacho, m.46); Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Marco Asensio, m.68); Cristiano Ronaldo y Benzema (Lucas Vázquez, m.77).

Atlético de Madrid: Oblak; Lucas, Savic, Godín, Filipe; Carrasco (Correa, m.68), Gabi, Saúl (Gaitán, m.57), Koke; Griezmann y Gameiro (Fernando Torres, m.57).

Goles: 1-0, m.9: Cristiano Ronaldo. 2-0, m.73: Cristiano Ronaldo. 3-0, m.86: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra). Amonestó a Isco (48) por el Real Madrid; y a Koke (26), Saúl (53) y Savic (83) por el Atlético.

Incidencias: partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu lleno, con la presencia de 85.000 espectadores en las gradas, 4.000 de ellos seguidores del Atlético de Madrid.

Loading...