Receta de albóndigas con almendras y pistachos, una combinación perfecta

7

Unas albóndigas con almendras y pistachos son una opción ideal para preparar en un tiempo récord una tapa o primero de excepción. Si tenemos el ingrediente principal, unas albóndigas caseras que se crean en un abrir y cerrar de ojos o directamente las tenemos listas en el congelador, las podremos vestir de una salsa que queda impresionante. Las albóndigas son ese bocado de cielo que cada casa cocina según su receta familiar, con ajo, con pan rallado, con miga de pan, muchas son las formas de lograr esta delicia. Si las combinamos con unos frutos secos como las almendras y pistachos tendremos un plato completo y fácil de preparar.

Receta de albóndigas con almendras y pistachos

Ingredientes:

  • 250 gr de carne picada de ternera
  • 250 gr de carne picada de cerdo
  • 3 rebanadas de pan de molde
  • 1 vaso de agua caliente
  • 1 chorrito de brandy
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • ½ pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Almendras
  • Pistachos
  • 2 huevos

Cómo preparar albóndigas con almendras y pistachos

  1. Para esta receta empezamos con las albóndigas, hemos escogido dos tipos de carne que combinan a la perfección, aunque podemos poner la que más nos guste. Mezclamos los dos tipos en un cuenco grande.
  2. Salpimentamos la carne, añadimos los dos huevos batidos y las rebanadas de pan sin corteza. Mezclamos bien con las manos, a continuación, le ponemos la nuez moscada para darle un toque de sabor.
  3. Hacemos las albóndigas y las vamos reservando, lo ideal es que vayan teniendo todas el mismo tamaño para que se cocinen a la vez.
  4. En una cazuela ponemos un chorrito de aceite de oliva. Mientras se calienta pelamos y cortamos en trozos bien finos la cebolla y los ajos. Empezaremos a cocinar el plato pochando estos dos ingredientes. Para darle un sabor más tradicional añadimos dos hojas de laurel.
  5. Cuando estén tiernas las verduras incorporamos las albóndigas, las doramos un poco. Cuando estén listas le añadimos el brandy y dejamos que el alcohol evapore. En ese momento le añadimos el vaso de agua caliente con una cucharada de harina para que espese la salsa.
  6. Dejaremos que las albóndigas se vayan cocinando unos 15 minutos hasta que estén hechas por dentro. La salsa de su alrededor ya tendrá una consistencia adecuada, solo nos quedará coronar el plato.
  7. Añadimos los pistachos y las almendras picados. Con este punto de crujiente tendremos listo un plato para mojar pan tradicional, pero con un sabor un tanto distinto.