Inicio Actualidad Receta de albóndigas con salsa de calabaza

Receta de albóndigas con salsa de calabaza

Esta receta de albóndigas con salsa de calabaza es una opción ideal para disfrutar en casa. La suave salsa combina muy bien con estas bolitas de carne sazonada. Cada bocado es todo un placer, además de un saludable aporte de nutrientes. Un plato que gusta tanto a niños como a adultos. En la elaboración de las albóndigas, a partir de la masa, pueden colaborar todos los miembros de la familia.

La palabra albóndiga proviene de un vocablo árabe que significa “la bola”. Fueron los árabes quienes enseñaron a los europeos todos los secretos de este plato de carne picada de ternera o vaca, cerdo o pescado, condimentado con hierbas aromáticas, amasado y rebozado en forma de pequeñas bolitas para luego ser fritas, horneadas o hervidas.

Actualmente es una comida popular en casi todas las gastronomías del mundo. Cada lugar tiene su versión. Aunque Turquía se enorgullece de presentar en su menú 80 tipos diferentes de albóndigas. Se las come solas o acompañadas de arroz, espaguetis, tortillas, en sopas, guisos, al vapor, con frijoles.

Ingredientes:

  • 300 gr de carne picada de ternera
  • 300 gr de carne de cerdo picada
  • 1 huevo
  • ½ taza de pan rallado
  • ¼ taza de leche
  • Orégano
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Harina para rebozar

Para la salsa de calabaza:

  • 500 gr de calabaza
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Pimienta
  • Hierbas aromáticas (tomillo, salvia, romero, menta)
  • Sal

Preparación de albóndigas con salsa de calabaza:

  1. Para la salsa, picar la cebolla finamente y saltearla en una olla con la mantequilla.
  2. Agregar la calabaza pelada y cortada en dados.
  3. Condimentar con las hierbas aromáticas, sal y pimienta a gusto.
  4. Añadir el caldo, bajar el fuego, tapar la olla y dejar cocinar hasta que la calabaza esté bien tierna.
  5. Colocar todo en la licuadora y triturar hasta homogeneizar la salsa. Si se desea, pasar por un tamiz para que quede más lisa. Poner a punto de sal.
  6. Para las albóndigas, mezclar ambos tipos de carne con el huevo, el pan rallado mojado con la leche, sal, pimienta, perejil y orégano. Amasar bien.
  7. Con la mano húmeda formar bolitas. Pasarlas por harina.
  8. Freír las albóndigas en aceite bien caliente. Escurrirlas en un plato con papel absorbente.
  9. Colocar la salsa en una cazuela, añadir las albóndigas y llevar a fuego moderado durante 10 minutos.
  10. Servir.

Prepara albóndigas con salsa de calabaza para la próxima comida familiar ¡Son tan ricas que desaparecerán en minutos! No es una receta rápida de hacer, pero vale la pena tomarse el tiempo para servirla en casa y recibir muchos elogios.