Inicio Actualidad Receta de Albóndigas rellenas de queso

Receta de Albóndigas rellenas de queso

Esta es una receta que gusta a grandes y pequeños. Y más aún a quien le toca cocinar: por su simplicidad y porque garantiza un resultado exitoso. A continuación, veremos la forma de elaborar albóndigas rellenas de queso, una opción deliciosa. Se trata de un plato completo y, al ser casero, resulta nutritivo; incorpora todas las propiedades de la carne y suma los beneficios de los lácteos. Gracias a la combinación anterior, se consigue un sabor equilibrado ideal para todos en casa.

Por todo ello, es muy recomendable tener estas albóndigas rellenas de queso en el recetario de los menús para la familia. Es una receta contundente que puede acompañarse con patatas o una buena salsa de tomate. La carne picada puede ser de cerdo o de ternera, o bien una combinación de ambos.

Ingredientes:

  • 500 gr de carne picada
  • 2 pimientos del piquillo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolleta
  • Pan rallado
  • 1 puñado de perejil fresco
  • 1 huevo
  • 100 gr de mozzarella o daditos de queso tierno
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Para la salsa (opcional)

  • ½ pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • ½ vaso de vino blanco
  • 500 gr. de tomate frito
  • 1 hoja de laurel

Cómo preparar albóndigas rellenas de queso:

  1. Lavar y cortar pequeñita la cebolleta y el ajo, al igual que los pimientos del piquillo.
  2. En una sartén con unas gotas de aceite de oliva, sofreír el ajo y la cebolleta. Remover y añadir los pimientos.
  3. En un bol, mezclar la carne (puede ser mitad ternera y mitad cerdo) y añadir las verduras rehogadas, sal, pimienta y el perejil. Mezclar bien hasta integrar los ingredientes.
  4. Batir el huevo con un tenedor y agregarlo a la carne junto con el pan rallado. Mezclar bien y formar bolitas de un tamaño medio.
  5. Cortar el queso en daditos y colocarlo en el centro de cada una de las albóndigas, terminando de darle forma.
  6. Pasarlas por harina y freírlas en aceite caliente hasta que se doren de forma pareja.
  7. En el mismo aceite, preparar la salsa. Para ello, cortar la cebolla y el pimiento y sofreírlos unos minuto Incorporar el vaso de vino, el laurel y al evaporarse el alcohol, añadir el tomate frito. Salpimentar e incorporar las albóndigas para que se impregnen los sabores.
  8. Dejar que se cueza todo durante 15 minutos a fuego suave y servir caliente.

¿Qué te han parecido estas albóndigas rellenas de queso? Son una opción práctica, sabrosa y completa. Por todo ello, anímate a prepararlas y te encantarán. Prueba a hacerlas, es como darle un capricho a tu familia.