Inicio Actualidad Receta de alcachofas con setas

Receta de alcachofas con setas

Esta es una de esas recetas deliciosas, vistosas y sumamente nutritivas. Alcachofas con setas: una explosión de sabor y salud. ¿Qué más se puede pedir? La combinación de ambos ingredientes es sin dudas una de las preferidas en la cocina si se piensa en nutrición. El gran porcentaje de nutrientes que tienen juntos, es muy valorado por todo tipo de comensales.

Además de lo anterior, las alcachofas con setas garantizan una combinación deliciosa. Mezclan sabores suaves pero a su vez definidos; sabrosos y versátiles para combinar con otros alimentos e ingredientes.

Las alcachofas son fuente de fibras que mejoran el funcionamiento intestinal y sacian rápidamente. Además, benefician la digestión y poseen fitoesteroles que contribuyen a controlar el colesterol.

Las setas, por su parte, poseen sales minerales, proteínas, fósforo, potasio. Mejoran la actividad cerebral y el sistema nervioso.

Ambos alimentos, unidos, se convierten en un verdadero remedio natural.

Ingredientes:

  • 800 gr. de alcachofas
  • 200 gr. de setas variadas
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 1 cebolla
  • 100 gr. de jamón serrano
  • 3 cucharadas de mostaza

Cómo preparar alcachofas con setas:

  1. Primero limpiar las alcachofas. Para ello, lavar primero y quitarle las hojas externas más duras. Cortar el tallo y las puntas para quedarse con las hojas internas más blandas y los corazones.
  2. Luego cortar la cebolla en trozos pequeños y el ajo.
  3. En una sartén, colocar un chorrito de aceite de oliva y sofreír el ajo y la cebolla. Remover y dejar en el fuego hasta que transparenten.
  4. Añadir el jamón en taquitos y sofreír durante 2 minutos.
  5. Agregar las alcachofas y una vez que suelten el agua, añadir las setas.
  6. Incorporar el vino tinto y la mostaza. Dejar que se evapore el alcohol y tapar la preparación. Cocer todo junto a fuego bajo durante tres minutos para que se integren los ingredientes y se realce el sabor del plato.
  7. Apagar el fuego y servir caliente. Opcionalmente, se puede acompañar con una cucharada de alioli y queda perfecto. No es necesario agregar sal, ya que el jamón le aporta el punto necesario.

Como ves, es una receta práctica, muy fácil de hacer y súper nutritiva. No puede pedirse más. ¡No te quedes sin hacerla, es un verdadero acierto cuando quieres cocinar sabroso y sano! No dejes de preparar estas alcachofas con setas. Reúnen todas las condiciones para transformarse en el plato favorito de pequeños y adultos. ¡Y más aún de quien cocina!