Inicio Actualidad Receta de alcachofas rellenas de carne

Receta de alcachofas rellenas de carne

Estas alcachofas rellenas de carne son una deliciosa receta baja en calorías. Se trata de unos vegetales ricos en fibras que son los mejores aliados cuando se quiere comer sano y de forma balanceada. Gracias a los ingredientes que lleva esta elaboración, se trata de un plato tan nutritivo como lleno de sabor.

Las alcachofas pueden combinarse con diferentes tipos de rellenos. Combinadas con carne picada, siempre se potencian y se complementan los sabores de los dos ingredientes.

Ingredientes:

  • 4 alcachofas
  • 150 gramos de carne picada
  • 2 cebollas pequeñas
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • 1 taza de vino blanco
  • ½ taza de guisantes
  • ½ pimiento rojo
  • 1 zanahoria pequeña
  • 150 gramos de champiñones
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ½ limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar alcachofas rellenas de carne:

  1. Limpiar bien las alcachofas. Para hacerlo se deben retirar las hojas de la parte externa y las pelusas que se encuentran en el interior. A continuación, frotar todas las alcachofas con un limón para que no se oxiden. Reservar boca abajo en un recipiente con agua y zumo de limón.
  2. Picar los ajos y una cebolla finamente. Mezclar ambos con la carne y agregar sal, pimienta y perejil picado.
  3. Abrir un hueco en el centro de las alcachofas y rellenar con la carne sazonada. Apretar con las manos para que la carne quede compacta y no se salga al momento de cocinar.
  4. Pasar la parte superior de las alcachofas (por el lado de la carne) por huevo batido y pan rallado.
  5. Poner a calentar una sartén con aceite de oliva virgen extra. Freír las alcachofas boca abajo. Solo de debe sellar la parte donde está la carne.
  6. Después de freír, poner las alcachofas en una cacerola con un chorro de aceite de oliva. Distribuir en los espacios libres los champiñones, la cebolla y el pimiento cortados en julianas, la zanahoria cortada en cuadritos y una hoja de laurel. Agregar también los guisantes, un poco de perejil picado y el zumo de medio limón. Sazonar con sal y pimienta.
  7. Añadir la taza de vino blanco y esperar hasta que se evapore el alcohol. Añadir agua hasta cubrir las alcachofas.
  8. Mientras se cocinan, cuidar que no se peguen las alcachofas en al fondo de la cacerola. Esperar a que la salsa se reduzca y espese. Cuando esto suceda, las alcachofas estarán tiernas.
  9. Servir caliente.

No dejes de preparar este delicioso plato en casa y sírvelo como una cena sin carbohidratos. Sin dudas encantará a todos en casa. Esta receta admite muchas variaciones, pues queda bien con patatas o con otras verduras.