Inicio Actualidad Receta de Bagel de salmón

Receta de Bagel de salmón

El bagel de salmón es uno de los desayunos, cenas o comidas rápidas más extendidos del mundo. El bagel es un tipo de pan que se prepara con harina de trigo y se caracteriza por tener un agujero en el medio. Representa uno de los desayunos neoyorquinos por excelencia que suele tener entre sus complementos su razón de ser. Este bagel lo acompañaremos de un poco de salmón ahumado y una buena dosis de queso cremoso para acabar de coronarlo con unos tomates cherry. Una comida equilibrada y deliciosa que vamos a preparar siempre que queramos disfrutarla, siguiendo esta receta.

Ingredientes:

  • 90 gr de harina
  • 6 gr de levadura fresca
  • 1 yema de huevo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 5 cucharadas de agua
  • Semillas de sésamo
  • 75 gr de salmón ahumado
  • Tomates cherry
  • 75 gr de queso crema

Cómo preparar bagel de salmón

  1. Vamos a empezar esta receta cocinando los bagels. La masa de esta especie de pan es muy fácil de preparar. Comenzamos disolviendo la levadura fresca con un poco de agua tibia. Uno de los secretos para conseguir un pan más esponjoso es dejando la levadura reposar unos 10 minutos antes.
  2. Colocamos la harina en un bol, si queremos que nos quede más fina, la tamizaremos previamente para evitar cualquier grumo.
  3. Haremos un agujero en el centro como si fuera un volcán y añadiremos la levadura. Le incorporamos también el aceite y la sal.
  4. Amasamos hasta que no se nos pegue nada de masa en las manos. Si vemos que no conseguimos ese punto, podemos ir añadiendo más harina hasta conseguirlo.
  5. Cuando tenemos la masa, dejaremos que repose tapada en un rincón cálido de nuestra cocina un mínimo de una hora.  Duplicará su tamaño hasta de esta manera tener lista una masa de pan al que le daremos forma del bagel.
  6. Formamos bollos de unos 100 gr y los aplastamos para formar un círculo perfecto. Les haremos un agujero en el centro y volveremos a dejarlos reposar unos 15 minutos.
  7. Mientras reposan precalentaremos el horno a 200º. Los bagels se cocerán primero en una olla con agua y sal, los escaldamos 1 minutos para que se queden blanditos por dentro.
  8. Los colocamos directamente en la fuente para horno, pintamos con la yema de huevo y añadimos las semillas de sésamo.
  9. Hornearemos durante 30 minutos hasta que haya cogido color y estén perfectamente cocinados.
  10. Cuando estén listos los rellenamos con un poco de queso crema, el salmón y unos tomates cherry. Tendremos en nuestras manos un pequeño bocado de felicidad.