Receta de berberechos al ajillo, una tapa o entrante sencillo

9

Los berberechos al ajillo son una auténtica tapa de esas que dejan huella. Es fácil de tener siempre lista y además está de vicio. El marisco es uno de los alimentos más apetecibles y necesarios durante estos días. Nos pueden acompañar de una manera impresionante y ser el eje central de una comida, no solo los berberechos también podemos poner unos calamares, unas patatas bravas y dos croquetas para completar una cena de tapas de capricho. Disfrutar preparando recetas rápidas que nos permitan charlar y divertirnos, es posible con estos sencillos berberechos al ajillo repletos de sabor. Pequeñas obras de arte, simples, pero deliciosas que podrás cocinar fácilmente si sigues estos pasos.

Receta de berberechos al ajillo

Ingredientes:

  • 1 kg de berberechos
  • 8 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de harina

Cómo preparar unos berberechos al ajillo

  1. Estos berberechos se preparan en unos 10 minutos. La tarea más importante es conseguir la mejor de las materias primas posibles. Es importante que sean frescos y que estén bien limpios. Pondremos el marisco en un cuenco con agua y sal e iremos cambiando de vez en cuando el agua para que eliminen todas las impurezas.
  2. Una vez tenemos el marisco listo, pasaremos a preparar el ajillo. Este ajillo es de lo más tradicional, lo podemos poner en marisco, carnes o pescados, combina a la perfección de todos y cada uno de ellos.
  3. En una sartén añadimos un chorrito de aceite de oliva. Pelamos y laminamos los ajos. Los añadimos a la sartén y dejaremos que se vayan dorando.
  4. Cuando estén dorados los ajos, ponemos la cucharada de harina. Mezclaremos bien y dejaremos que se tueste la harina. Deberá quedar previamente cocinada para evitar que tenga ese gusto a crudo que no le iría nada bien para el resultado final del plato.
  5. Incorporamos los berberechos directamente en la sartén. Salpimentaremos un poco, teniendo en cuenta que el marisco ya lleva un poco de sal.
  6. Añadiremos el vaso de vino, para que ayude a cocinar los berberechos en un mar de sabores afrutados. Taparemos y dejaremos que se vayan abriendo. Bajamos el fuego un poco para que el proceso sea más lento. El alcohol deberá evaporarse en unos 10 minutos.
  7. Por efecto de la harina se cocinará una deliciosa salsa con el sabor del vino, los berberechos y los ajos. Removemos de vez en cuando y retiramos los berberechos que no se hayan abierto.
  8. Servimos con la salsa por encima o a parte, estarán impresionantes, podremos mojar un poco de pan y disfrutarlos con un buen vaso de vino.