Receta de bizcocho de espelta y queso

4

El bizcocho de espelta y queso está elaborado con harina de este cereal, de familia del trigo. La espelta tiene excelentes propiedades nutricionales, lo cual hace a este bizcocho una opción de postre más nutritivo y saludable. Además, la combinación de queso crema y chocolate siempre ofrece unos resultados muy apreciados en repostería.

En cuanto al aspecto nutritivo, la espelta tiene un alto contenido de fibras solubles que retrasan la absorción de los carbohidratos en el organismo. Estas fibras también ayudan al buen funcionamiento de los intestinos, evitando el estreñimiento. Además, se trata de un cereal más fácil de digerir que el trigo.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 2 tazas de harina de espelta
  • 10 gramos de levadura
  • 2 tazas ¼ de azúcar
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra
  • 200 gramos de queso crema
  • 100 gramos chispas de chocolate
  • 1 limón

Para la cobertura:

  • ½ taza de nata para montar
  • 150 gramos de chocolate con leche
  • 2 cucharadas rasas de mantequilla

Cómo preparar bizcocho de espelta y queso:

  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. Poner en un molde los huevos y el azúcar. Batir durante unos cinco minutos. Parar cuando la mezcla tome un color pálido y aumente de tamaño.
  3. Verter el aceite de oliva en forma de hilo y continuar batiendo.
  4. Luego, sin parar de batir, agregar poco a poco el queso crema hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  5. Incorporar la harina pasándola primero por un tamiz. Hacer lo mismo con la levadura.
  6. Rallar un limón, evitando llegar a la parte blanca para que la mezcla no se amargue. Agregar y batir con una cuchara de madera.
  7. Añadir también las chispas de chocolate.
  8. Verter la masa en un molde engrasado con mantequilla.
  9. Hornear media hora. Introducir un palito. Si sale limpio, está listo, si no, dejar que se cecine un poco más.
  10. Dejar que se enfríe un poco y desmoldar.
  11. Mientras el bizcocho se esté enfriando, poner a calentar la nata en una cacerola. Cuando comience a hervir, agregar el chocolate y la mantequilla. Batir vigorosamente todo el tiempo. Cuando el chocolate se haya derretido, agregar dos cucharadas de agua. Batir bien y verter sobre el bizcocho.

Prepara esta receta y comienza a disfrutar de las fantásticas propiedades de la harina de espelta. Este bizcocho tiene una consistencia muy agradable. Puedes preparar una cobertura de mermelada de alguna fruta, que también le irá muy bien.