Receta de bocadillo de sanfaina con queso de cabra

0

Preparar un bocadillo de sanfaina y queso de cabra puede convertirse en la merienda o cena perfecta para conseguir un equilibrio ideal entre todos los componentes de esta pequeña obra de arte. La sanfaina es una combinación de verduras asadas fácil de preparar y recurrente, la podemos tener siempre a nuestra disposición en la nevera y, además, podemos congelarla o ponerla en conserva. Una receta de aprovechamiento de recursos muy aclamada como acompañamiento de cualquier carne o pescado. Si mezclamos esta base perfecta con un queso de cabra, intenso y contundente, tendremos un bocadillo de 10. Toma nota de cómo prepararlo y empieza a disfrutarlo.

Ingredientes:

  • 4 medallones de queso de cabra
  • 6 pimientos del piquillo
  • 2 cebollas
  • 1 berenjena
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pan

Cómo preparar un bocadillo de sanfaina y queso de cabra

  1. Empezamos este bocadillo preparando su maravilloso relleno. Podemos utilizar pimientos del piquillo en conserva para agilizarla un poco, o directamente disponer unos pimientos convencionales.
  2. Asamos los pimientos y la berenjena. Preparamos una bandeja para el horno, ponemos las verduras untadas con el aceite de oliva para que se pelen y asen mejor. Las ponemos en el horno a 200º durante unos 25 minutos.
  3. Cuando estén listos los pelamos y vamos cortando en tiras de más o menos el mismo tamaño. De estos ingredientes recibiremos los sabores más intensos de este bocadillo.
  4. Seguimos con las cebollas. Las pelamos y cortamos en juliana. En una sartén con un poco de aceite las saltearemos. Cuando empiecen a estar tiernas les pondremos un poco de sal. Es mejor no sazonarlas demasiado porque el queso de cabra ya tiene un sabor muy salado que podría eclipsar el resto de los ingredientes.
  5. Cuando tenemos la cebolla, los pimientos y la berenjena lista, lo ponemos en un bol y lo mezclamos con cuidado. Le añadimos un buen chorro de aceite de oliva para que queden bien marinados.
  6. Preparamos el pan del bocadillo, para esta receta le va perfecto un pan rústico. El crujiente de un pan convencional combinará muy bien con la cremosidad y delicadeza del resto de los ingredientes. Si optamos por un pan convencional, lo tostaremos un poco para que coja la consistencia que necesitamos.
  7. Abrimos el pan y le vamos colocando las tiras de verduras al gusto repartidas por toda la superficie. Cuando estén bien dispuestas cortaremos el queso de cabra en trozos del mismo tamaño. Es un queso muy denso, es mejor poner poco e ir añadiendo más en función de la intensidad que queramos lograr.
  8. Este bocadillo se puede servir frío o con un leve punto de calor, que deje el queso un poco más suave. Estará increíble y es muy fácil de preparar.