Inicio Actualidad Receta de Caldereta manchega

Receta de Caldereta manchega

La caldereta manchega es un plato tradicional que tiene como base principal la carne de cordero. Este guiso repleto de sabor se puede preparar en ocasiones especiales, aunque podemos disfrutar de él siempre que queramos. Tiene unos ingredientes naturales que lo hacen coronarse como el rey de los platos manchegos. Una base de pierna de cordero que se cocinará a fuego lento con una serie de verduras y algunos frutos secos que conseguirán realzar aún más una carne de excepción. Si quieres cocinar con alma, espíritu y corazón, toma nota de una caldereta manchega que estará de lujo, llegará a tu mesa siguiendo estos pasos.

Ingredientes:

  • 12 almendras
  • 1 tomate maduro
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 rodaja de pan
  • 1 pierna de cordero troceada
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal
  • 1 copa de cerveza
  • Pimienta negra en grano

Cómo preparar caldereta manchega

  1. Empezamos esta caldereta manchega preparando la carne. Usaremos una pierna de cordero que nos deshuesarán y trocearán para la ocasión. Este tipo de guisos necesitan los sabores más tradicionales de la mano de una carne realmente única.
  2. Salpimentamos la carne y vamos a dorarla en la sartén. La dejaremos bien sellada de todos los lados. Cuando esté cocinada, la retiramos del fuego y la reservamos.
  3. Pelaremos y picaremos la cebolla. En el mismo aceite en donde se ha cocinado la carne, pocharemos la cebolla. Podemos añadirle un poco más para que quede más tierna.
  4. Cuando empiece a estar tierna le pondremos las almendras troceadas. Le incorporaremos el pan para que se fría.
  5. Con estos ingredientes preparados, vamos a ponerlos directamente en el vaso de la batidora para crear una base de sabor ideal para este guiso de carne.
  6. En la misma sartén precalentamos aceite nuevamente le ponemos los ajos pelados y troceados. Cuando estén dorados añadiremos el laurel, los tomates y unos granos de pimienta.
  7. Conseguiremos de esta manera un buen fondo para la cazuela. Cuando el líquido de los tomates vaya reduciendo le ponemos la pimienta y la sal.
  8. Volvemos a poner la carne y la cebolla triturada con el pan y las almendras. Añadiremos el vaso de cerveza y un poco de agua. Dejaremos que se vaya cociendo todo junto hasta conseguir que el guiso se vaya ligando.
  9. El líquido debe haberse reducido del todo y la carne estará lo más tierna posible. Tendremos listo uno de los platos clásicos de la cocina manchega con todo el sabor de unos ingredientes naturales.