Inicio Actualidad Receta de Coca de Llavaneras

Receta de Coca de Llavaneras

La coca de Llavaneras es un postre con denominación de origen.  Cataluña y el pueblo que lleva su nombre es dónde se empezó a cocinar este dulce que ha traspasado fronteras. Preparar un postre tradicional nunca ha sido tan fácil, con una base de hojaldre y un poco de crema pastelera podemos traer a la mesa algo maravilloso. Esta coca se decorará con almendras y piñones, unos frutos secos llenos de buenas propiedades que le darán un toque crujiente al conjunto. Si eres un amante de los postres con alma y no dispones de demasiado tiempo para prepararlos, toma nota de esta receta, te encantará.

Ingredientes:

  • 2 láminas de hojaldre
  • 3 claras de huevo
  • 20 gr de almendra molida
  • 500 gr de crema pastelera
  • Piñones
  • Azúcar para espolvorear

Cómo preparar coca de Llavaneras

  1. Empezaremos esta deliciosa coca preparando la base, extenderemos una lámina de hojaldre en la superficie de trabajo. La alisaremos con el rodillo para que quede lo más fina posible, en cada bocado debe destacar su textura.
  2. Colocamos en una fuente apta para horno forrada con papel vegetal para que no se pegue. La pinchamos con un tenedor, de esta manera no aumentará de volumen al hornearla.
  3. El siguiente paso es disponer el relleno a base de crema pastelera. Este ingrediente es fácil de conseguir y de cocinar. Su composición es a base de leche, azúcar, un poco de cáscara de limón y canela para aromatizar la leche. Cuando estos ingredientes estén listos añadimos 3 yemas de huevo y un poco de maicena. Mezclaremos hasta obtener una textura espesa y un color impresionante. Retiraremos el limón y la canela.
  4. Colocamos la crema pastelera bien repartida por toda la base, deberá quedar cubierta y ofrecernos un punto dulce de un relleno de excepción.
  5. Prepararemos la cobertura de esta coca. Montaremos las claras a punto de nieve, le añadiremos un poco de sal para que tengan una mayor consistencia.
  6. Ponemos estas claras por encima de la coca a modo de cobertura. Este paso es destacable porque genera una esponjosidad que combinará a la perfección con los frutos secos.
  7. Distribuiremos por encima la almendra molida, no es necesario cortarla muy fina bastará con que pueda tener un corte homogéneo.
  8. Repetiremos la operación con los piñones, los ponemos por encima bien repartidos por la cobertura.
  9. Por último, añadimos azúcar por toda la superfície. Las claras no llevan y los frutos secos tampoco, es la manera de hacer una coca dulce exquisita.
  10. Con la ayuda de un tenedor cerramos los bordes para que no se salga el relleno. Horneamos a 200º unos 30 minutos y tendremos listo un postre tradicional impresionante.