Inicio Actualidad Receta de conejo al vino tinto

Receta de conejo al vino tinto

El conejo al vino tinto es un plato de carne muy fácil de preparar. El conejo es una carne blanca para la que debemos buscar recetas adecuadas, incluir este alimento en un menú semanal es algo casi indispensable. Se trata de un producto con muy pocas grasas y una buena aportación de proteínas. Con una salsa de vino tinto conseguiremos crear un plato de lo más elaborado con unos pocos ingredientes. Si te apetece darte un pequeño capricho o tienes una cena especial, anota esta receta de conejo al vino tinto, es un éxito asegurado.

Ingredientes:

  • 1 conejo
  • 2 cebollas
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • 1 litro de vino tinto
  • 1 tomate natural
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite
  • Caldo de carne

Cómo preparar conejo al vino tinto

  1. Esta receta es muy fácil de preparar, pero deberemos empezar a cocinarla unas horas antes. El secreto del sabor de este conejo pasa por una maceración adecuada que le permita absorber todos los sabores de una manera natural.
  2. Ponemos el conejo previamente cortado en un cuenco. Le añadimos el litro de vino tinto, la mitad de las verduras peladas y troceadas, el laurel y unas bolas de pimienta. Dejaremos que se macere unas 12 horas en la nevera.
  3. Escurrimos el conejo una vez haya pasado este tiempo. Habrá cogido ese sabor de todos los ingredientes y tendrá un color más oscuro.
  4. Enharinamos el conejo y lo freímos con un poco de aceite, quedará perfectamente sellado y empezará a desprender un olor de guiso tradicional delicioso.
  5. En la misma sartén escurrimos el aceite para que no deje ninguna impureza y vamos a sofreír las verduras peladas y troceadas. Cuando empiecen a estar blanditas le añadiremos la mezcla de la maceración.
  6. Esperamos a que el alcohol del vino se haya evaporado antes de poner de nuevo el conejo en la sartén. Le incorporamos el tomate cortado para darle sabor. Rectificaremos de sal y pimienta.
  7. Cubrimos de agua o caldo y dejamos que todos los ingredientes se cuezan unos 10 minutos. El conejo es un tipo de carne que se cocina rápidamente y nos ofrece una textura siempre perfecta. Comprobamos que esté cocinado y apagamos el fuego. Si es necesario rectificamos de sal y pimienta.
  8. A la hora de servir este conejo. Lo retiramos de la cazuela y trituramos el resto de los ingredientes hasta formar una salsa llena de sabor. Podemos colar la salsa para que quede más fina. Servimos con unas patatas gajo un plato excepcional de conejo.