Inicio Actualidad Receta de Crema de berros y espinacas

Receta de Crema de berros y espinacas

Esta receta es ideal para elaborar después de un fin de semana cargado de excesos o simplemente ante el deseo de comer sano y ligero. La crema de berros y espinacas integra alimentos muy nutritivos que mejoran el rendimiento y la salud. Se trata de un plato ideal como entrante y un excelente método de integrar vegetales a la alimentación diaria.

Lo bueno de este tipo de cremas es que puede elaborarse en su versión fría o caliente. Para los días calurosos, la mejor opción es preparar una receta fresca. Esa versión lleva leche, un toque de azúcar y hielo triturado. Nos aporta nutrientes completos, tales como fibra, vitamina A, C, K, potasio, calcio y ácido fólico.

A continuación, veremos una crema de berros y espinacas caliente, deliciosa y equilibrada para cuando el frío comienza a sentirse. La originalidad de este plato está en que no lleva ni cebolla ni ajo como la mayoría de las sopas y potajes.

Ingredientes:

  • 1 manojo de berro
  • 300 gr. de espinaca
  • 1 puerro
  • ½ taza de nata líquida
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta al gusto
  • Agua 1,5 lts.

Cómo preparar crema de berros y espinacas:

  1. Lavar los puerros, los berros y las hojas de espinaca. Para mejorar el lavado, echar al agua unas gotitas de vinagre. Ello facilitará que suelte los residuos no deseados.
  2. En una sartén, verter un chorrito de aceite de oliva y sofreír el puerro. Dejar que se dore unos minutos, removiendo para evitar que se queme.
  3. Escurrir la espinaca y el berro y cortarlos en trozos medianos.
  4. Añadir las verduras a la sartén junto con el puerro y agregar sal y pimienta.
  5. Incorporar el agua y dejar que se cueza a fuego suave durante 10 minutos.
  6. Triturar por la licuadora hasta que quede una crema suave y homogénea.
  7. Llevarla nuevamente al fuego durante cinco minutos y, antes de servir, añadir la nata líquida.
  8. Rectificar el punto de sal.
  9. Servir bien caliente. Se puede acompañar con unos picatostes o con unos frutos secos Ambas opciones le otorgan contundencia y una textura crujiente deliciosa.

Eso es todo, esta crema de berros y espinaca no tiene más secretos; solo su combinación y frescura. Prueba hacerla y añade los ingredientes que más te gusten. Como ves, si añades unas nueces o pistachos, le sumas muchísimo sabor y textura. Anímate a elaborar este tipo de platos. Es muy fácil de hacer, en muy poco tiempo tienes lista una comida sabrosa, reconfortante y llena de propiedades.