Inicio Actualidad Receta de croquetas de atún y huevo duro

Receta de croquetas de atún y huevo duro

Estas croquetas de atún y huevo duro son una auténtica maravilla. Este plato se convertirá en el rey del picoteo low cost y príncipe del fast food casero. Con unos pocos ingredientes podemos crear unas croquetas de escándalo que podemos tener siempre disponibles en nuestro congelador. Son muy fáciles de cocinar, el atún en lata le dará esa cremosidad necesaria que combinará con el huevo duro, recordando esos huevos rellenos tan característicos y veraniegos. Disfrutar de un plato sencillo que podemos acompañar de una ensalada o unas cuantas tapas, está solo a unos minutos de distancia, el tiempo necesario para cocinar estas croquetas.

Ingredientes:

  • 4 latas de atún en aceite
  • 1 cebolla
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 vasos de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • 1 huevo
  • Pan rallado

Cómo preparar croquetas de atún y huevo duro

  1. Preparamos los huevos duros, los ponemos a hervir con agua durante unos 10 minutos hasta que estén cocinados.
  2. Mientras podemos ir adelantando las croquetas, pelamos y cortamos bien finita la cebolla, la empezaremos a pochar con un poco de aceite.
  3. Cuando la cebolla esté tierna le añadimos la harina, la tostaremos un poco como si estuviéramos haciendo una bechamel. Gracias a este ingrediente conseguiremos unas croquetas mucho más cremosas.
  4. Vamos añadiendo la leche hasta crear una bechamel, la textura debe ser similar pero un poco más consistente.
  5. Con la bechamel lista nos centramos en el atún. Escurrimos bien el atún, podemos colocarlo en un colador y ponerlo debajo de un buen chorro de agua, mejor que quede sin nada de aceite. Lo incorporamos a la bechamel y removemos.
  6. Los huevos duros serán el siguiente ingrediente que completará la masa. Los pelamos mejor si directamente del cazo los ponemos en agua fría. Pelamos y cortamos el huevo para incorpóralo a la masa de las croquetas.
  7. Dejaremos que la masa repose en la nevera unos minutos. Podemos congelarla directamente para hacerlas en otro momento o tenerlas listas para la acción siempre que queramos.
  8. Hacemos las croquetas, les daremos la forma adecuada. Batimos un huevo y colocamos el pan rallado en un plato. Pasamos las croquetas por huevo y después el pan y las empezamos a freír.
  9. En unos minutos, cuando hayan cogido color las iremos retirando del fuego. Colocamos sobre papel absorbente para que eliminen el aceite sobrante. Serviremos con un poco de mayonesa o salsa de tomate, estarán increíbles en frío o en caliente, son una tapa espectacular fácil de preparar.