Inicio Actualidad Receta de garbanzos con cordero al curry

Receta de garbanzos con cordero al curry

Esta receta de garbanzos con cordero al curry es un plato sabroso, completo y con un toque original al llevar esta interesante mezcla de especias. Se trata de una buena forma de añadir legumbres a la dieta cotidiana y utilizar unas especias que otorgan un matiz picante. Dependiendo del gusto de los comensales se puede añadir un poco más de curry o sólo utilizar una pequeña porción.

Lo cierto es esta elaboración que resulta perfecta para toda ocasión y la combinación de sabores es una delicia.Es realmente interesante incorporar un matiz original que mejore el plato a partir de alimentos conocidos, en este caso el curry.

Ingredientes:

  • 400 gr. de garbanzos
  • 1 paletilla o pierna de cordero
  • 1/2 litro de caldo de verduras o de pollo
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 100 gr. de arroz (basmati)
  • 2 pimientos verdes
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • 2 cucharaditas de curry (la cantidad dependerá del gusto)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Tomillo
  • Agua
  • 1 pizca de comino

Cómo preparar garbanzos con cordero al curry:

  1. Poner los garbanzos en remojo la noche anterior. Antes de comenzar la preparación, escurrirlos y cocerlos en una olla con agua hirviendo y sal durante 15 minutos, hasta que se ablanden un poco.
  2. A continuación, cortar la cebolla, los pimientos verdes y la zanahoria en dados medianos.
  3. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva echar las verduras previamente sazonadas con sal y pimienta. Saltearlas a fuego suave hasta que se ablanden pero sin dejar que se cocinen completamente. Reservar.
  4. A continuación, deshuesar el cordero, salarlo y cortarlo en trozos pequeños. En la misma sartén donde se salteó la verdura, echar otro poco de aceite y sellar la carne de cordero.
  5. Una vez que la carne se haya dorado, añadir la cebolla, la zanahoria y el pimiento previamente pochado. Incorporar los garbanzos y el curry.
  6. Mezclar la preparación y añadir el caldo.
  7. Dejar que los ingredientes terminen de cocinarse durante 45 minutos a fuego lento.
  8. Mientras, en otro recipiente, sofreír los ajos laminados con un poco de aceite y añadir luego el arroz junto con la nuez moscada, el tomillo y el comino. Cubrir con agua con sal y dejar que se cocine.
  9. Servir el guiso rectificado de sal, acompañado del arroz.

Como ves, se trata de una receta sabrosa, contundente y con un toque original. Intenta hacerla y verás como no te defrauda. Además, es una excelente opción para cocinar sano y variar los platos de todos los días.