Inicio Actualidad Receta de gazpacho de guisantes

Receta de gazpacho de guisantes

El gazpacho de guisantes es una fresca variante del tradicional plato de origen andaluz. Lleva muy poco tiempo de preparación y su resultado es sorprendente. Esta receta es la indicada para días calurosos, cuando no queremos encender el horno pero deseamos disfrutar una sabrosa comida. La receta original de gazpacho llevaba pan remojado en aceite, agua y vinagre. A veces se le agregaba ajo o almendras. Tiempo después, con la llegada a Europa del tomate y el pimiento, la receta se enriqueció.

El gazpacho era la comida principal de los campesinos. Les daba fuerzas y energía para sobrellevar las largas jornadas de trabajo bajo el sol ardiente. Luego se hizo popular entre las clases más pudientes, convirtiéndose en un plato tradicional de la gastronomía española.

En la actualidad, se prepara con diversos vegetales y frutas. El gazpacho de guisantes es una de esas variantes deliciosas que merece un lugar en la mesa veraniega. La receta es muy sencilla y llevará solo 20 minutos prepararla.

Ingredientes:

  • 400 gr de guisantes frescos
  • 400 ml de agua
  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • ½ cebolleta
  • ½ manzana verde
  • 6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 6 hojas de menta
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 rodaja de pan de molde del día anterior

Preparación del gazpacho de guisantes:

  1. En primer lugar, se deben cocer los guisantes. Para ello, colocarlos en una olla, cubrirlos de agua y una pizca de sal. Llevarlos al fuego hasta que el agua hierva. Dejarlos hervir durante cinco minutos y escurrir.
  2. Colocar los guisantes en el vaso de la licuadora. Añadir la cebolleta, la manzana, la menta, el pan sin corteza y el agua. Licuar durante unos minutos a velocidad alta.
  3. Después, agregar sal, el vinagre y el aceite de a poco, triturando a velocidad baja hasta que todos los ingredientes se hayan fusionado.
  4. Si el gazpacho queda espeso añadir más agua. Rectificar el punto de sal. Si es necesario incorporar un poco más de vinagre y sal a gusto. Reservar en el refrigerador hasta el momento de servir.
  5. Servir el gazpacho bien frío en copas o vasos de boca ancha con una hojita de menta como decoración y una cucharada de yogur griego natural.
  6. Los guisantes frescos pueden ser reemplazados por la misma cantidad de guisantes congelados. Solo hay que retirarlos del refrigerador dos horas ante de preparar la receta.

Prueba el gazpacho de guisantes como aperitivo refrescante o entrada. El atractivo color verde y el sabor fresco y cremoso lo hacen perfecto para degustar en una saludable y nutritiva cena.