Inicio Actualidad Receta de huevas de pescado aliñadas

Receta de huevas de pescado aliñadas

Las huevas de pescado aliñadas son una tapa común en la costa andaluza. Al igual que los huevos de distintos pescados, tienen muy buena aceptación. El caviar, por ejemplo, es de huevas de esturión; las de atún y de bonito también se usan comúnmente en la cocina española. En este caso se utilizan las huevas de la merluza, un popular pescado blanco de mar. Como resultado, se obtiene un plato con intenso sabor a mar, y una sorprendente textura.

Estas huevas de merluza contienen abundante fósforo. Este mineral se encuentra en todas las células del cuerpo humano. Su función principal es la formación de huesos y dientes; por eso su consumo es fundamental durante las etapas de crecimiento. El fósforo también ayuda al funcionamiento del cerebro.

Las huevas de merluza también contienen vitamina B2, importante para producir energía. Esta vitamina es un antioxidante que protege al cuerpo de la acción de los radicales libres. Gracias a esta propiedad, los antioxidantes retrasan el proceso natural de envejecimiento.

Ingredientes:

  • ½ kilo de huevas de merluza
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates maduros
  • 1 cebolla
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal gruesa

Cómo preparar huevas de pescado aliñadas:

  1. El primer reto al preparar este plato es manipular las huevas sin que se rompan. Lavar bajo un chorro de agua suave utilizando los dedos con mucha delicadeza. Ponerlas en un escurridor y dejar que se sequen.
  2. El segundo reto es cocinar las huevas sin que se rompan. Para lograrlo, poner a calentar una cacerola con agua, sal y unas gotas de vinagre. Envolver las huevas en papel film, cerrar bien y anudar los extremos.
  3. Cuando el agua alcance el primer hervor, introducir las huevas en la cacerola y cocinar durante una media hora.
  4. Pasado este tiempo, escurrir. Cortar el nudo de uno de los extremos para drenar el agua que pudiese haber entrado y dejar que se enfríen.
  5. Mientras las huevas se enfrían, picar la cebolla, los tomates, el pimiento y juntarlos. Retirar las semillas del tomate. Sazonar ese picadillo con vinagre de jerez, aceite de oliva virgen extra y sal.
  6. Retirar el papel film, cortar en rodajas las huevas ya frías y añadir con el picadillo. Dejar macerando por una hora. Servir.

Prepara esta deliciosa entrada. Es muy fácil de hacer y se utilizan pocos ingredientes; el resultado es una exquisitez digna del mejor de los bares de tapas. Para disfrutarla solo te hará falta un trozo de pan, una cerveza o un vaso de vino.