Inicio Actualidad Receta de Huevos cocidos con aceite, vinagre y pimentón

Receta de Huevos cocidos con aceite, vinagre y pimentón

Los huevos cocidos con aceite, vinagre y pimentón son una preparación sencilla y sabrosa. Ideal para hacer en casa cuando se tiene poco tiempo o no se quiere hacer algo muy elaborado. Es un plato muy útil también para hacer variaciones de otras recetas que llevan huevos cocidos como ingrediente. El huevo es uno de los alimentos más completos que existen, pues contiene muchos nutrientes beneficiosos. Para empezar, los huevos aportan buenas cantidades de proteína de alto valor biológico al organismo.

Las proteínas forman y reestructuran todos los tejidos del organismo y ayudan a desarrollar la masa muscular. También fortalecen el sistema inmune y ayudan al proceso de formación de hormonas de importancia vital, como la insulina.

Con excepción de la vitamina C, los huevos contienen todas las vitaminas que ayudan a que el cuerpo pueda cumplir normalmente sus funciones. También contienen omega 3, un conjunto conjunto de ácidos grasos que tiene beneficios para la salud, como prevenir enfermedades coronarias.

Otros de los beneficios del huevo es que aporta ácido fólico, el cual es fundamental para las mujeres gestantes. El ácido fólico es importante para el desarrollo del sistema nervioso del feto.

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas de pimentón dulce en polvo
  • 1 ½ cucharada de sal
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar huevos cocidos con aceite, vinagre y pimentón:

  1. Poner a calentar, en una cacerola mediana, un litro de agua a fuego fuerte y con tapa. Añadir una cucharada de sal y dos cucharadas de vinagre blanco. Cuando empiece a hervir, introducir los huevos (deben estar a temperatura ambiente). Cocinar durante 12 minutos a partir del hervor.
  2. Pasados los 12 minutos, retirar la cacerola del fuego, escurrir el agua y ponerlos en agua fría. Después de unos minutos, quitar la cáscara y picar por la mitad o en tres rodajas gruesas. Distribuir sobre un plato largo o una bandeja.
  3. Agregar una pizca de sal sobre los huevos, luego espolvorear el pimentón dulce. Finalmente rociar un chorrito de aceite de oliva y de vinagre de manzana sobre todos los huevos. Echar también el perejil picado y servir.

Los huevos cocidos en aceite, vinagre y pimentón son una entrada con mucho sabor y agradable apariencia. Siempre será una excelente opción para cualquier reunión y una manera rápida de tener algo para servir. ¡No dejes de prepararlos y te sorprenderán!