Inicio Actualidad Receta de huevos rellenos gratinados

Receta de huevos rellenos gratinados

Los huevos rellenos gratinados es una de esas recetas que impresionan por su sencillez y resultado. Una tapa o un entrante de huevos rellenos puede ser una buena opción en caso de tener invitados o a la hora de preparar algo fácil y rápido que guste a todo el mundo. Con esta base podemos hacer un plato un poco más elaborado, que nos permita disfrutarlo en caliente o en frío con las mismas buenas vibraciones, toma nota de estos huevos rellenos gratinados. Atrévete a cocinar un plato que desparece de todas las mesas en un abrir y cerrar de ojos.

Ingredientes:

  • 126 gr de atún en lata al natural
  • 6 huevos
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 6 lonchas de jamón York
  • 75 gr de queso rallado
  • 20 gr de harina
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • 250 ml de leche
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

Cómo preparar huevos rellenos gratinados

  1. Empezamos estos huevos rellenos gratinados preparando el ingrediente principal. Ponemos a hervir los huevos con un poco de agua y sal. Necesitarán unos 10 minutos para estar perfectos. Los colocaremos directamente del cazo debajo de un buen chorro de agua fría para que se pelen más fácilmente.
  2. Pelamos los huevos y los cortamos por la mitad. Retiramos la yema que colocamos en un bol y vamos preparando la base para poder rellenarlos.
  3. Picamos la yema del huevo y la mezclamos con el atún en lata previamente escurrido. Le agradamos a esta mezcla la salsa de tomate para darle ese color y sabor característico.
  4. Salpimentamos este relleno y lo colocamos en el interior de cada huevo. Cuando estén rellenos, cortamos el jamón York en tiras que colocaremos encima del huevo para sujetar el relleno.
  5. Colocamos los huevos en la fuente para horno y vamos cocinando la bechamel. En una cazuela ponemos dos cucharadas de aceite, cuando esté caliente doramos dos cucharadas de harina a fuego lento.
  6. Le iremos añadiendo la leche a esta mezcla hasta conseguir una bechamel espesa. Salpimentaremos al gusto y le ponemos un poco de nuez moscada.
  7. Con la bechamel lista cubrimos los huevos, coronaremos esta bandeja con un poco de queso rallado, conseguiremos de esta manera una superficie más crujiente y sabrosa.
  8. Gratinamos los huevos a 180º durante unos 15 minutos hasta que estén perfectos. Retiramos del horno y servimos con un poco de perejil picado por encima. Este plato estará igual de maravilloso en frío que en caliente, lo podemos dejar listo y hornear en el momento que lleguen los invitados.