Inicio Actualidad Receta de Lentejas con morcilla

Receta de Lentejas con morcilla

Comienza la temporada de frío y apetece preparar platos que hagan entrar en calor y aporten energía. Estas lentejas con morcilla ofrecen especialmente eso y quedan riquísimas. Los platos con legumbres, y especialmente con lentejas, son ideales porque aportan múltiples beneficios para el organismo.  Existen muchas formas de prepararlas, añadiendo diversos ingredientes y condimentándolas con diversas especias y hierbas.

A continuación, veremos paso a paso una receta de lentejas con morcilla tradicional, deliciosa y muy fácil de hacer. Si hablamos de platos típicos, éste es uno de ellos. Se trata de una elaboración que siempre gusta y que se sirve en muchas mesas de muchos lugares del mundo.

Un punto para tener en cuenta es el tipo de lentejas que se elijan. De ello dependerá si necesitan remojo y el tiempo de cocción. Otro elemento es la morcilla: esta receta combina de maravilla con la de arroz o de cebolla.

Ingredientes:

  • 350 gr. de lentejas
  • 1 tomate
  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 morcilla de Burgos
  • Caldo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen

Cómo preparar lentejas con morcilla:

  1. Si es necesario, poner en remojo las lentejas la noche anterior. Antes de prepararlas, escurrirlas y reservar.
  2. Pelar, lavar y cortar la cebolla, el tomate, el pimiento, la cebolla, la zanahoria y laminar pequeños los ajos.
  3. En una olla con un chorro de aceite de oliva, añadir las verduras y sofreírlas unos minutos hasta que transparenten.
  4. Cuando comiencen a dorarse, agregar las lentejas, el laurel, la sal, pimienta y la cucharada de pimentón.
  5. Cubrir los ingredientes con el caldo, remover para que se integren y tapar el recipiente. Dejar que se cueza a fuego medio durante 20 minutos.
  6. Por último, destapar y añadir la morcilla. Se le puede dar unos pinchazos antes de meterla a la olla para evitar que se reviente durante la cocción. Cocer todo junto a fuego suave durante 20 minutos más. De esta manera la morcilla comenzará a desintegrarse en el caldo y los sabores se integrarán.
  7. Si es necesario, rectificar de sal y pimienta y añadir algo de líquido. Una vez que las lentejas estén tiernas, apagar el fuego y servir caliente.

Prueba hacer estas lentejas con morcilla, especiales para reconfortar el alma y el cuerpo estos días de frío. Anímate a cocinar esta receta tradicional y te encantará por su practicidad, sencillez y sabor. Un plato nutritivo y contundente de sabor.