Inicio Actualidad Receta de merluza gratinada con bechamel

Receta de merluza gratinada con bechamel

La merluza gratinada con bechamel es un plato delicado y muy nutritivo, rico en proteínas, vitaminas y minerales. Este pescado blanco contiene muy poca grasa y es bajo en calorías, convirtiéndose en una excelente opción cuando se sigue un régimen dietético. La merluza es uno de los ingredientes más consumidos en todo el mundo, sobre todo por su versatilidad; se adapta muy bien a todo tipo de platos y elaboraciones. Puede cocinarse frita, asada, cocida, hervida, a la plancha, etc.

Este pescado habita los océanos Atlántico y Pacífico y el mar Mediterráneo, y le gusta vivir en los fondos fangosos. En general, la merluza tiene un cuerpo largo y delgado con una cabeza ancha. Puede llegar a medir hasta 1,8 m de largo y pesar 11 kilos, aunque también existen variedades pequeñas. Se trata de un pescado de gran interés comercial y son muchas las especies presentes en el mercado.

Aunque hay una gran variedad de merluzas, parece haber un acuerdo en que la de sabor más exquisito es la merluza europea común. Para esta receta de merluza gratinada con bechamel podemos utilizar la de nuestra preferencia.

Ingredientes:

  • 600 g de filetes de Merluza
  • 1 cebolla grande
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 tazas de leche
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 1 hoja de laurel seca
  • Nuez moscada rallada
  • Sal
  • Pimienta
  • 50 g queso parmesano rallado

Cómo preparar merluza gratinada con bechamel:

  1. Salpimentar los filetes de merluza y dejarlos reposar.
  2. En una cacerola antiadherente derretir la mantequilla y agregar la cebolla picada finamente. Dejar cocinar hasta que estén transparentes.
  3. Agregar la harina y luego la leche poco a poco sin dejar de revolver. Agregar la hoja de laurel, la ralladura de nuez moscada y salpimentar. Revolver hasta que espese un poco sin que se queme. Poner a punto de sal.
  4. En una fuente que sirva para el horno colocar los filetes, cubrir con la bechamel y luego espolvorear el queso rallado. Si no se tiene parmesano, otro queso cremoso servirá de igual forma.
  5. Precalentar el horno a 200º. Introducir la fuente y cocinar durante 10 minutos la merluza. Para dorar el plato utilizaremos el grill durante el final de la cocción.
  6. Sacar del horno y servir inmediatamente.

Esta merluza gratinada con bechamel puede servirse acompañada de papas al vapor, arroz blanco o algunos vegetales salteados. Es una deliciosa y atractiva forma de introducir el pescado en la dieta de los más pequeños. Además, se trata de un plato fácil de preparar y gustoso para cualquier ocasión.