Receta de morbiflette

4

La receta de morbiflette debería ser un imprescindible para aquellas noches otoñales en las que nos apetezca un plato sencillo y fácil de preparar. Esta receta francesa típica de la región de Saboya toma su nombre del queso Morbier, un icono gastronómico del país. Cualquier amante del queso disfrutará si uno de los protagonistas de este plato es este ingrediente. La segunda parte de esta receta es igual o más especial, las patatas, ese fondo de despensa que todos tenemos se cubrirán de gloria gracias a un sencillo gratinado. Esta morbiflette es realmente asombrosa, unas patatas gratinadas con queso con nombre propio muy fácil de preparar, toma nota de estos pasos.

Ingredientes:

  • 500 gr de queso Morbier
  • 1 kg de patatas medianas
  • 200 gr de panceta fresca
  • 2 cebollas
  • 100 ml de nata líquida para cocinar
  • ½ vaso de vino blanco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo preparar morbiflette

  1. Lavamos las patatas, las vamos a cocer enteras en una olla con agua y sal. Dejaremos que se cocinen de esta manera, aunque también podemos asarlas al microondas. Necesitarán unos 20 minutos para estar perfectas dependiendo del tamaño de las patatas.
  2. Mientras se preparan las patatas seguimos con el resto de los ingredientes, cortamos la panceta en tiras. Pelamos y cortamos las cebollas en juliana.
  3. Pocharemos las cebollas con un poco de aceite y sal hasta que estén tiernas. En la misma sartén incorporamos la panceta para que le aporte ese punto de grasa y sabor ahumado tan especial.
  4. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas gruesas. Pueden quedar un poco duras, la última parte de esta receta las lleva a cocinarse unos minutos al horno. Engrasamos una fuente para horno con un poco de mantequilla y vamos disponiendo las patatas.
  5. Haremos una primera capa de patatas. Salpimentamos al gusto y ponemos una segunda capa con la panceta y la cebolla. A continuación, le añadimos la nata y el vino blanco. Por encima colocaremos el queso Morbier rallado.
  6. Repetimos la misma operación con los mismos ingredientes, colocando un segundo piso. Coronamos el plato con un poco más de queso rallado hasta que cubra por completo estas patatas gratinadas.
  7. Horneamos las patatas a 180º durante unos 20 minutos hasta que estén gratinadas a la perfección. Cuando el queso se haya derretido y empiece a dorarse podremos disfrutar de este plato.
  8. Serviremos con una sencilla ensalada o solo como parte principal de una cena rápida, fácil y realmente deliciosa.