Inicio Actualidad Receta de Naranjas rellenas de gelatina

Receta de Naranjas rellenas de gelatina

Las naranjas rellenas de gelatina son una forma poco común de dar vida a ese clásico postre que ha acompañado miles de celebraciones. La utilización de la cáscara de la naranja le da vistosidad y un aire tropical muy atractivo. Aunque parece una elaboración compleja de hacer, realmente no es nada difícil. La técnica de la gelatina es fácil en la práctica.

La gelatina tiene importantes beneficios nutricionales para el organismo. Es un alimento que contiene abundante colágeno, una sustancia con beneficios para la piel y otros órganos. En principio, el colágeno dota a la piel de mayor elasticidad, por lo tanto, ayuda a retrasar la aparición de las arrugas.

El colágeno forma parte de los tejidos de los huesos, tendones y articulaciones. La falta de colágeno produce el desgaste y deterioro de los mismos, por eso el consumo de alimentos que lo contengan es tan importante.

Ingredientes:

  • 6 naranjas medianas
  • 1 taza de agua caliente
  • 1 taza de zumo de naranja
  • 170 g de gelatina de fresa, de naranja, limón, etc. (un sobre)

Cómo preparar naranjas rellenas de gelatina:

  1. Lavar y cortar por la mitad cada una de las naranjas. Después, con la ayuda de una cuchara, vaciar el contenido hasta que queden solo las cáscaras. Deben quedar lo más limpias posible. Lavar el interior, escurrir y dejar secar. Reservar.
  2. Calentar una taza de agua en una cacerola hasta que hierva. Retirar del fuego y verter en un bol. Agregar el contenido del sobre con la gelatina en el agua caliente. Remover con una cuchara a medida que se va añadiendo la gelatina.
  3. Remover hasta que la gelatina quede completamente disuelta en el agua caliente. Concluido esto, agregar el zumo y seguir mezclando durante un minuto y medio más. Dejar enfriar durante 10 minutos.
  4. Con ayuda de un papel de aluminio, formar pequeñas bases para apoyar las mitades de naranja. Colocarlas sobre una fuente. Con ayuda de un cucharón sopero llenar cada uno de las mitades de moldes de naranja.
  5. Introducir la fuente con la gelatina dentro de la nevera. Dejar enfriando al menos por 3 horas. Este tiempo será suficiente para que cuaje la gelatina. Transcurrido este lapso de tiempo, retirar de la nevera y servir.

Esta es una poco convencional y divertida manera de preparar gelatina con la que podrás romper la monotonía. Una vez que hayas aprendido la receta podrás hacer tu propia versión y adornar con trocitos de naranjas si quieres. También puedes incluir gajos de naranja.