Receta de Nuggets de verduras

0

Los Nuggets de verduras son una manera perfecta de conseguir un primer plato lleno de buenas vibraciones. Los Nuggets normalmente se preparan con carne de pollo y son una auténtica perdición para pequeños y grandes, acompañados de un poco de kétchup o mayonesa tenemos un picoteo de lujo. Con unas patatas fritas o  un puré conseguimos cocinar algo rico y fácil de comer.  Hacerlos saludables a través de unas verduras convencionales es una excelente idea que nos ayudará a introducir alimentos como el brócoli y las zanahorias en nuestra dieta semanal. Toma nota de cómo preparar unos Nuggets de verduras, te encantarán.

Ingredientes:

  • ½ brócoli
  • 3 zanahorias
  • 500 gr de patatas
  • Harina
  • Huevos
  • Pan rallado

Cómo preparar nuggets de verduras

  1. Empezamos estos exquisitos Nuggets preparando la base de verduras. Uno de los ingredientes estrella que aportará todas sus buenas propiedades será el brócoli, cortamos el tallo y vamos troceando los ramilletes.
  2. Pelamos y cortamos las zanahorias. Ponemos en una olla con agua y un poco de sal el brócoli y la zanahoria a hervir. Estos ingredientes quedarán de maravilla porque poseen una textura ideal para hacer en rebozados.
  3. Seguimos con las patatas, directamente las ponemos en el microondas a máxima potencia durante unos 15 minutos. Estarán perfectamente hechas dependiendo de su tamaño. Las pelaremos y cortaremos en un bol. Crearemos un puré que será la base principal de estos Nuggets.
  4. Escurrimos el brócoli y la zanahoria. Los ponemos en el mismo bol que el puré de patatas. Mezclamos todo, lo batiremos un poco con la batidora para que nos queden unos Nuggets más auténticos, podemos dejar algunos trozos más grandes, aunque quedará mejor si apenas se notan.
  5. Rectificaremos de sal y pimienta, dejaremos que esta mezcla repose en el congelador una hora como mínimo para obtener de esta manera una mezcla de sabores más intensa. La patata será la predominante, pero nos permitirá sentir el brócoli y la zanahoria.
  6. La masa deberá haber cogido consistencia en el congelador. Cortaremos en forma de cuadraditos tipo Nuggets. Los iremos pasando por un poco de harina para rebozar, el huevo batido y el pan rallado al gusto.
  7. Dispondremos los Nuggets en una fuente para horno forrada con papel vegetal para que no se peguen. Podemos hacerlos en la sartén con aceite, pero de esta manera quedarán mucho más ligeros. Les añadimos un chorrito de aceite por encima.
  8. Los horneamos a 200º durante unos 15 minutos o hasta que comiencen a coger color en la parte superior. Nos quedarán unos Nuggets crujientes y muy saludables.