Inicio Actualidad Receta de pan de chocolate y naranja

Receta de pan de chocolate y naranja

El pan de chocolate y naranja es una merienda o postre que combinará todo lo mejor de una gama de sabores muy característico. El clásico pan con chocolate ha sido una de las meriendas más icónicas de la historia, muchos recordaran esas tardes después del colegio disfrutando de dos alimentos simples que combinaban a la perfección. Por otro lado, tenemos a la naranja, una fruta de temporada que siempre se ha llevado muy bien con el chocolate. Esta combinación de dulce con toques ácidos, enmarcados en la esponjosidad de un pan convencional es un viaje culinario en todos los sentidos. Atrévete a probar una receta que te llegará a lo más profundo del alma.

Ingredientes:

  • 200 gr de harina
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharada de levadura
  • 300 gr de harina
  • 140 ml de agua
  • 50 gr de chocolate
  • 50 gr de naranja confitada
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 4 gr de levadura fresca

Cómo preparar pan de chocolate y naranja

  1. Para hacer un buen pan debemos tener una base o prefermento listo para ir creando una pieza esponjosa y con la textura perfecta. Mezclamos los 200 gramos de harina, con el agua y una cucharada de levadura. Amasamos hasta conseguir una masa suave y dejamos que repose una media hora.
  2. Pasamos esta primera masa a una superficie de trabajo previamente enharinada y empezaremos a amasarla. Queremos conseguir una textura similar a la masa de pizza, elástica y moldeable. En unos 5 minutos será suficiente.
  3. Es momento de poner el aceite, el resto de la harina y agua para conseguir generar la masa de pan perfecta. Le añadiremos la levadura y amasaremos durante otros 5 minutos más. Con una amasadora eléctrica este paso es de lo más sencillo, a mano nos costará un poco más, pero es casi terapéutico trabajar con las manos una masa de pan.
  4. Para darle el sabor característico a este pan dulce le añadiremos el chocolate rallado o cortado en trozos muy pequeños y la naranja confitada. No necesitará azúcar, los ingredientes que lo forman ya son suficiente dulces para obtener un resultado ideal para postres, meriendas y desayunos.
  5. Dejaremos que la masa fermente tapada en un sitio cálido durante unas 2 horas y media. Vamos formando panecillos con las manos o un pan más grande. Volvemos a dejar reposar la masa una hora y media más hasta poder hornearlos.
  6. Horneamos a 210º unos 15 minutos y tendremos listo un pan de chocolate y naranja perfecto para ocasiones especiales. Es una receta que merece la pena probarla solo para poder recordar esos sabores característicos de una merienda tradicional.