Inicio Actualidad Receta de Pasta con berenjenas y nata

Receta de Pasta con berenjenas y nata

Un buen plato de pasta con berenjenas y nata resulta reconfortante y delicioso. Y es de esas recetas que surgen de la improvisación y la casualidad, pero que resultan un verdadero descubrimiento. Lo bueno que tiene la pasta es que, además de ser energética y contundente, puede combinarse de mil formas diferentes. Dependiendo de los comensales, ya sean invitados especiales, formales, niños o familia, se puede decidir la mejor combinación.

En esta elaboración, se combina la pasta con el suave sabor de la berenjena. Ello le da un toque fresco ya que el incorporar verduras siempre es buena idea. Además, la nata es un complemento que realza el sabor de cualquier plato y lo hace delicioso. Esta pasta con berenjenas y nata es una forma sencilla de preparar un excelente plato, especial para adultos y pequeños.

Ingredientes:

  • 320 gr. de pasta a elección
  • 2 berenjenas grandes
  • 1 bandeja de champiñones
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • Albahaca

Cómo preparar pasta con berenjenas y nata:

  1. Pelar, lavar cortar en trozos pequeños la cebolla y el ajo. A continuación, laminar los champiñones y pelar y cortar las berenjenas en daditos.
  2. Calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva y echar allí el ajo y la cebolla removiendo para evitar que se queme. Sofreír unos minutos hasta que comience a dorarse.
  3. Añadir las berenjenas cortadas, la sal, pimienta y albahaca. Tapar y dejar que se cueza a fuego suave.
  4. Mientras, poner agua a hervir con una pizca de sal y una vez que levante el hervor, añadir la pasta y seguir las indicaciones del paquete.
  5. Luego, en la sartén verter la nata, remover y dejar cocer unos minutos más hasta que las berenjenas estén tiernas.
  6. Una vez que la pasta esté lista, escurrirla y echarla junto con la salsa de berenjenas para que se integren e impregnen los sabores.
  7. Rectificar si es necesario de sal y pimienta y apagar el fuego.
  8. Servir bien caliente y espolvorear un poco de queso rallado encima. También se puede gratinar y obtener una costra interesante de queso.

Eso es todo, una receta sencilla que vale la pena probar porque es de verdad sabrosa. ¿Quién puede resistirse a la combinación de pasta con berenjenas y nata? Una forma de integrar verduras a las comidas diarias sin perder los beneficios que aporta un plato de pasta. ¡Anímate a prepararla!