Receta de pastel de carne picada relleno de jamón y queso

3

El pastel de carne picada relleno de jamón y queso es un primer plato de lujo que se prepara muy fácilmente. El pastel de carne por si solo ya es toda una invención culinaria destinada a ofrecernos un plato con una base de proteínas esencial, que tiene un proceso de elaboración que ha pasado a la historia como uno de los más simples que existe. Aderezar la carne con ingredientes de primera que le darán sabor, conseguir que quede más jugosa con un relleno de jamón y queso serán las tareas principales de este plato. Toma nota de cómo preparar un sencillo y delicioso pastel de carne.

Ingredientes:

  • 1 kg de carne picada
  • 2 huevos
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Albahaca
  • Pimienta
  • Sal
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • ½ pimiento verde
  • 50 gr de pan rallado
  • Lonchas de jamón York
  • Lonchas de queso
  • 2 huevos

Cómo preparar pastel de carne picada relleno de jamón y queso

  1. Empezamos este pastel preparando un sofrito que será el encargado de conseguir que quede una carne mucho más tierna. Pelamos y picamos la cebolla y el ajo. En una sartén con un poco de aceite empezamos a pochar las verduras. Añadimos la sal al gusto cuando estén tiernas, incorporamos el pimiento verde picado.
  2. Cuando todas las verduras estén tiernas, retiramos del fuego y  las dejamos enfriar mientras preparamos la carne. Para esta receta podemos utilizar la que más nos guste, un poco de ternera y cerdo sería lo ideal, aunque el pollo picado equilibrará la cantidad de grasas de este plato.
  3. Sazonamos la carne, le incorporamos el sofrito, el pan rallado y los huevos. Vamos removiendo hasta integrar todos estos sabores y conseguir una masa compacta. Le daremos un punto de color con las dos cucharadas de salsa de tomate o inglesa.
  4. Para sorprender un poco podemos picar un poco de albahaca fresca y mezclarla con la masa, normalmente ponemos perejil, pero esta hierba es mucho más aromática y de sabor un tanto más intenso.
  5. Extendemos esta masa encima de una bandeja forrada con papel de horno. Ponemos una primera capa con el jamón york y una segunda con el queso, queda perfecto con un cheddar o unos tranchetes que se funden mucho más que un queso convencional.
  6. Enrollamos con la ayuda del papel de horno hasta conseguir un pastel de carne perfecto, con cuidado evitando que el relleno se salga. Tapamos los bordes con la masa para que quede más bonito.
  7. Colocamos en pastel en un molde rectangular y horneamos a 180º unos 45 minutos, hasta que lo tengamos perfectamente cocinado. Servimos esta delicia con un poco de salsa de tomate o un puré de patatas, tendremos listo un plato de lo más completo.