Inicio Actualidad Receta de pastel de merluza y langostinos

Receta de pastel de merluza y langostinos

El pastel de merluza y langostinos es una deliciosa manera de comer pescado. Además de su agradable textura, tiene abundantes propiedades nutricionales. El pescado y los langostinos contienen gran cantidad de proteínas, necesarias para el desarrollo de los músculos y de los tejidos de todo el organismo. Ambos ingredientes también son ricos en múltiples minerales y vitaminas.

Por su presentación y su textura, resulta una forma ideal de que tomen pescado aquellas personas a las que este producto del mar les provoca cierto rechazo. Es el caso de los más pequeños de la casa.

Ingredientes:

  • ½ kilo de filetes de merluza
  • 400 gramos de langostinos
  • 250 mL de nata para cocinar
  • 250 gramos de tomate frito
  • 6 huevos
  • Mayonesa
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 chorrito de aceite de oliva

Cómo preparar pastel de merluza y langostinos:

  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. Descongelar por completo la merluza antes de preparar. Comprobar que a los filetes no les haya quedado ninguna espina. Escurrir bien en un colador, pues los restos de agua pueden arruinar la textura del pastel.
  3. Pelar los langostinos, ponerlos sobre papel absorbente o un colador y cortar 300 gramos en trozos medianos. Reservar los otros 100 gramos. El tamaño de los trozos dependerá del gusto de cada comensal y cada cocinero. Si se quiere que la textura sea homogénea y no se sienta, lo mejor es cortarlos pequeños. Si no, se pueden dejar un poco más grandes.
  4. Batir los huevos un minuto y reservar.
  5. Desmenuzar muy bien la merluza en un bol. Agregar los langostinos cortados, los huevos batidos, la leche evaporada y el tomate frito. Batir hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Dar un punto de sal y pimienta molida.
  6. Utilizar dos moldes para hornear. Uno debe caber dentro del otro. Forrar el más pequeño con papel para hornear y verter la mezcla. En el otro, más grande, poner agua, pues el pastel debe hornearse en baño de María.
  7. Hornear durante 40 minutos. Probar con un palito si está listo; debe salir limpio y seco. Si no, darle un tiempo más.
  8. Retirar los moldes del horno, dejar enfriar y desmoldar. Meter en la nevera un par de horas.
  9. Poner a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente, agregar dos cucharadas de mantequilla y esperar a que se derrita. Saltear los otros 100 gramos de langostinos durante dos minutos y reservar.
  10. Cuando el pastel esté frío, cubrir con la mayonesa y decorar con los langostinos salteados. Servir.

No esperes para preparar esta deliciosa receta con una provocativa textura. Es muy fácil de hacer. Si quieres simplificarla aún más puedes saltarte el paso de saltear los langostinos para decorar.